Re-tomalo con calma

A veces los cierres de año te tienen tan ocupado en tus labores que la actividad física pasa a un segundo plano, a tal punto que en algunos casos las personas se pasan varias semanas sin ejercitarse. Esto también ocurre con motivo de las vacaciones. Sabemos que lo ideal es mantener la actividad en forma constante, pero si has pasado semanas o incluso meses sin actividad física, debemos decirte que debes tener en cuenta ciertas consideraciones a la hora de volver a ejercitarte.

En primer lugar, se consciente de que no puedes retomar la actividad física al mismo ritmo o intensidad con el que la desarrollabas antes del parate. Trátese de una clase de aeróbics, de trabajos con sobrecarga en el gimnasio o de salir a correr, es necesario comenzar a un nivel más bajo e ir paulatinamente. El cuerpo debe retomar de a poco su mejor nivel.

Por este mismo motivo lo más probable es que la recuperación de tus músculos y tu organismo no sea tan rápida como podría ser si vienes entrenando regularmente. Es cierto que cada persona es un caso distinto, pero como regla general no entrenes más de 4 veces a la semana si tuviste una larga inactividad previa. Y, desde luego, aprovecha cada instante de tu descanso para recuperarte.

Por último, no olvides que para ejercitarte es fundamental el combustible que das a tus músculos. Es especialmente importante que ingieras nutrientes en los minutos posteriores al ejercicio. Y también que te hidrates correctamente.

Es muy importante que, ante todo, seas realista a la hora de volver a entrenar y te pongas plazos coherentes. Establecer pequeñas metas es una forma de no desanimarte y seguir en la búsqueda de recuperar tu mejor forma física.

Imagen del artículo

Re-tomalo con calma
  Consejos, Sin categoría