Tres razones para beber agua

beber-aguaEl 60% de nuestros cuerpos es agua. De hecho, el agua forma parte de muchos procesos metabólicos en nuestro organismo por lo que no solo es necesaria para estar saludables, sino que resulta imprescindible para nuestra vida. Por eso, se recomienda beber alrededor de ocho vasos de agua al día para mantener una adecuada hidratación y evitar riesgos de salud innecesarios. No obstante, muchos desconocen que beber suficiente agua al día, más que una simple necesidad, también ofrece numerosos beneficios para la salud.

Tres beneficios de beber suficiente agua

1. Estimula el rendimiento físico. La deshidratación puede afectar seriamente nuestra salud si tan solo perdemos el 2% del agua del cuerpo, aunque no es extraño que los atletas de alto rendimiento pierdan hasta un 6 o 10% de su peso de agua a través del sudor. Sin embargo, esta ligera pérdida de agua puede alterar la temperatura corporal, reducir la motivación, aumentar la fatiga y hacer más pesado el ejercicio físico y mental. En cambio, una hidratación óptima no solo evita estos síntomas, sino que puede incluso, reducir el estrés oxidativo que se produce durante el ejercicio de alta intensidad. Ten en cuenta que los músculos están formados por aproximadamente el 80% de agua, por tanto, tras un ejercicio intenso el agua ayuda a que los músculos se recobren.

2. Estimula los niveles de energía y la función cerebral. Los estudios han encontrado que incluso la deshidratación leve, del 1 al 3% del peso corporal puede afectar el funcionamiento cerebral. De hecho, la pérdida de líquido después de un ejercicio intenso puede afectar el estado de ánimo y estimular la ansiedad. También puede afectar la concentración, la memoria, el rendimiento intelectual y aumentar la fatiga de trabajo. Además, en numerosos casos puede provocar dolores de cabeza. Por el contrario, beber suficiente agua estimula la atención y concentración, a la vez que potencia el rendimiento mental y la capacidad de respuesta mental.

3. Ayuda a controlar tu peso. Beber mucha agua puede ayudar a perder peso. Esto se debe al hecho de que el agua aumenta la sensación de saciedad y estimula el funcionamiento metabólico acelerando la quema de grasas. De hecho, se ha demostrado que beber 2 litros de agua al día puede elevar el funcionamiento del metabolismo entre un 24 y 30%, lo que significa una pérdida de 96 calorías. Asimismo, se conoce que las personas que hacen dieta y beben medio litro de agua antes de las comidas suelen perder un 44% más de peso que quienes solo hacen dieta.

Imagen del artículo

Tres razones para beber agua
  Consejos, Dietas