¿Qué es la piel de naranja?

¿Qué es la piel de naranja?Probablemente hayas escuchado en más de una ocasión el término “piel de naranja” pero… ¿sabes a qué se refiere? ¿Conoces qué es la piel de naranja? Pues bien, en esencia, se trata de una alteración fisiológica en la formación y la expulsión de la grasa corporal. De esta manera, se forma una acumulación de tejido graso subcutáneo que tiende a salir entre el tejido de la piel para formar una red de pequeños bultos muy parecida a la piel de la naranja.

En este sentido, pueden distinguirse dos tipos esenciales de piel de naranja. Uno de ellos será una piel de naranja que ha aparecido recientemente y que no se encuentra relacionada con el sobrepeso por lo que resulta mucho más fácil suprimir. Mientras que el otro tipo se caracteriza por haberse instalado hace tiempo, de manera que las fibras de colágeno ya comienzan a comprimir los vasos ocasionando la retención de líquido y la consecuente aparición de edemas. Incluso en este último tipo de piel la formación de tejido graso puede comprimir las terminaciones nerviosas produciendo un dolor punzante.

En relación a sus causas, los investigadores afirman que en la mayoría de los casos no se relaciona con la aparición de la obesidad o sobrepeso, aunque éste pudiera ser un factor predisponente. Sin embargo, si se mira a las estadísticas (más del 90% de las mujeres padece de piel de naranja independientemente de su peso), se considera que el principal factor que incide en su aparición son las hormonas femeninas. De hecho, resulta muy extraño que esta alteración se manifieste en los hombres.

De esta manera, suele aparecer con mucha más frecuencia durante la pubertad debido a la acción de los estrógenos y a la acumulación de tejidos grasos en las zonas de las caderas, los glúteos, los muslos y el vientre. Aunque también ss bastante usual durante el embarazo y en el período de la menopausia debido al aumento de la producción de estrógenos.

Es por ello, que los especialistas sugieren mantener una adecuada alimentación evitando la ingesta excesiva de grasas, azúcares y sal. Además, deberá practicarse ejercicios suaves y aeróbicos como pasear, nadar o montar bicicleta. Al respecto, recomiendan también evitar el uso de prendas ajustadas y de tacones muy altos que compriman la acumulación normal de grasas en el organismo.

Imagen del artículo

¿Qué es la piel de naranja?
  Consejos, Enfermedades