Posición para dormir bebés

Posición para dormir bebésLa posición para dormir es importante en los adultos para lograr una buena calidad del sueño y para evitar problemas posturales pero en los bebés la posición para dormir es aún más importante ya que si ésta es inadecuada puede ponerlos en riesgo de sofocación o asfixia.

Según datos aportados por la Food and Drug Administration en los últimos 13 años han muerto al menos 12 bebés de edades comprendidas entre uno y cuatro meses debido a que han quedado atrapados en posiciones que los han sofocado.

Entonces… ¿cuál es la posición para dormir bebés menos riesgosa?

Una costumbre de muchos padres se centra en ubicar cojines u objetos acolchados (también denominados cojines posicionadores) a ambos lados del bebé de forma que éste se sienta “protegido”. No obstante, en muchas ocasiones los bebés logran voltearse y luego no pueden liberar sus caras por lo que les puede resultar difícil respirar ya que estos dispositivos los mantienen sofocados.

La posición ideal sería poner el bebé sobre su espalda y no sobre el estómago (si bien debe estarse particularmente atentos a los denominados “buches”). Ponerlo de lado le facilitaría girar sobre sí mismo y quedar con la cara sobre el colchón. Además, es importante quitar todos los juguetes de peluche o las mantas que puedan hallarse en la cuna e incluso ubicar la cuna en un lugar donde no existan objetos externos a la cuna peligrosos como pueden ser las cortinas o las cuerdas de las ventanas ya que cuando el niño va creciendo estas pueden ser un peligro potencial.

De la misma forma, deben retirarse los chupetes una vez que el bebé se ha dormido y debe tenerse especial cuidado con las barras de las cunas, intentando que estas estén lo suficientemente unidas como para que la cabeza del bebé no pueda pasar por una de ellas. El mameluco (la ropa de una sola pieza) es ideal para que el bebé duerma cómodo y sin riesgos.