Piernas perfectas

El descuido y el mal cuidado de las piernas pueden provocar serias complicaciones, incluso una mala circulación de la sangre. El dolor de piernas, los pies hinchados, y las varices, son producto del deterioro provocado. Pero más aún, de la falta de responsabilidad que muchas mujeres tienen hoy en cuanto al tema.
Externamente, nuestras piernas necesitan mucho la hidratación de la piel, la exfoliación regular, buena depilación, entre otras cosas. Esto ayuda a mantener una estética a pleno.  Pero internamente, especialmente en el sistema circulatorio, es indispensable tener en cuenta algunos pasos de prevención y mantenimiento.

En primer lugar, la necesidad de realizar ejercicio físico diario. Por ejemplo caminar durante más de media hora todos los días. Esto ayudará enormemente a la buena circulación de la sangre en tus piernas y también a mantenerlas bonitas estéticamente previniendo varices.

También mientras te duchas puedes dejar tus piernas debajo del agua durante unos minutos, desde el tobillo hasta la ingle. Incluso luego de bañarte antes de dormirte, coloca las piernas elevadas siempre que sea posible estés cómoda, y date el gusto de relajarte unos minutos mientras mantienes una buena circulación.

Algo inevitable en las mujeres, es cruzar las piernas cuando nos sentamos. Pero un dato importante a tener cuenta es que, para favorecer la buena circulación se debe evitar cruzarlas. Más aún, intenta no usar todo tipo de prendas ajustadas, tanto en piernas como en el abdomen. Es una gran ayuda a la buena circulación.

Otro dato muy importante. Intenta no permanecer de pie durante mucho tiempo. Sobre todo en días que utilices tacos altos. Ya que por este motivo, la mayoría de mujeres no sólo mantienen cansadas sus piernas sino que generan múltiples varices.

Sin embargo, si se presenta este tipo problemas en tu cuerpo, no te asustes ni desesperes, existe una cura para nuestras piernas. En primer plano, una dieta saludable siempre resulta exitosa. Las frutas y verduras, las bajas calorías y grasas, nunca pierden el objetivo de ayudarnos a mantenernos en forma no solo físico-estéticamente, sino también internamente en nuestra circulación de la sangre.

También, colocando tus pies en una fuente con agua tibia, realiza masajes circulares en cada pierna hasta la rodilla con un aceite de gusto personal durante 15 minutos. Realiza este ejercicio fielmente todos los días y notarás la diferencia.

Imagen del artículo

Piernas perfectas
  Consejos, Salud y belleza