Pelo graso: remedios, parte II

Ya te hemos proporcionado una serie de practicos consejos que ayudarán a que tu cabello pierda la grasitud que lo afecta. Pero, si no han sido suficiente, te damos algunos más para que luzcas un cabello espléndido y libre de grasas.

1) Usa aceites esenciales. Los aceites de naranja, junípero, lavanda y eucalipto son ideales para un tratamiento contra la grasitud del cabello, ya que regulan la cantidad de aceite del cuero cabelludo.
2) Aprovecha las propiedades de las hierbas. La menta, la manzanilla o el tomillo son ideales, ya que balancean las glándulas del cuero cabelludo que producen la grasitud.
3) Cuidado con el secador. El aire muy caliente puede dañar el cabello y aumentar la grasa del cuero cabelludo. Regula la intensidad del secador, no lo dejes mucho tiempo en una zona y mantenlo una distancia prudente del pelo.
4) No abuses de los masajes. Cuando te laves el cabello, hazlo breve y suavemente y con la yema de los dedos, ya que de lo contrario estimularás la producción de glándulas sebáceas.
5) Córtalo periódicamente. Al igual que otros tipos de cabello, el pelo graso requiere de ser retocado cada tanto con el fin de mantener las puntas sanas.
6) Aprovecha las grasas de las almendras. Puedes realizar un tratamiento aprovechando los ácidos grasos de estos frutos secos. Para ello masajea tu cuero cabelludo con aceite de almendras y dejalo actuar durante diez minutos antes de lavártelo.
Ya no tienes excusas con tu cabello graso. Pon pues manos a la obra para cuidar tu pelo y tener el look que siempre deseaste

Imagen del artículo

Pelo graso: remedios, parte II
  Consejos, Salud y belleza