Pastrón

El pastrón es un producto elaborado con carne vacuna que suele prepararse ahumado y que es sometido a un proceso de salmuera. Generalmente se lo consume como fiambre, aunque también puede presentárselo como un corte de carne, muy usado en sandwiches.
Es posible que hayas escuchado del pastrón (conocido en algunas culturas como pastrami) en ciertas dietas de adelgazamiento. Esto no es casualidad, ya que se trata de un fiambre sumamente bajo en grasa, y que puede ser el complemento proteico perfecto de un sandwich dietético.
Cada 100 gramos, el pastrón aporta un 20% de proteínas, con menos de un 2% de grasas. Tampoco aporta carbohidratos, por lo que es una excelente opción para una dieta proteica por ejemplo o una baja en grasas.
De todas maneras, es bueno aclarar que no debe abusarse del pastrón, ya que, como la gran mayoría de los fiambres, se trata de un alimento con mucho sodio. Por cada 100 gramos de pastrón completamos el 42% de las necesidades diarias de este mineral.
Además, el pastrón es una excelente fuente de vitamina C (58% del valor diario recomendado) y de hierro (15%).
Existen muchas formas de consumir el pastrón. No sólo puede incluírselo en finos cortes fríos entre panes para un riquísimo sandwich al que pueden agregársele verduras. También es posible comerlo con ajo, algunas recetas lo cocinan con azúcar, puede ir acompañado de ensaladas. Otra opción es cocinarlo hervido con agua y distintas especias.
En síntesis, una alternativa para quienes quieran consumir proteínas de origen animal con un mínimo valor de grasa.

Imagen del artículo

Pastrón
  Consejos, Dietas

Pastrón

El pastrón es un producto elaborado con carne vacuna que suele prepararse ahumado y que es sometido a un proceso de salmuera. Generalmente se lo consume como fiambre, aunque también puede presentárselo como un corte de carne, muy usado en sandwiches.
Es posible que hayas escuchado del pastrón (conocido en algunas culturas como pastrami) en ciertas dietas de adelgazamiento. Esto no es casualidad, ya que se trata de un fiambre sumamente bajo en grasa, y que puede ser el complemento proteico perfecto de un sandwich dietético.
Cada 100 gramos, el pastrón aporta un 20% de proteínas, con menos de un 2% de grasas. Tampoco aporta carbohidratos, por lo que es una excelente opción para una dieta proteica por ejemplo o una baja en grasas.
De todas maneras, es bueno aclarar que no debe abusarse del pastrón, ya que, como la gran mayoría de los fiambres, se trata de un alimento con mucho sodio. Por cada 100 gramos de pastrón completamos el 42% de las necesidades diarias de este mineral.
Además, el pastrón es una excelente fuente de vitamina C (58% del valor diario recomendado) y de hierro (15%).
Existen muchas formas de consumir el pastrón. No sólo puede incluírselo en finos cortes fríos entre panes para un riquísimo sandwich al que pueden agregársele verduras. También es posible comerlo con ajo, algunas recetas lo cocinan con azúcar, puede ir acompañado de ensaladas. Otra opción es cocinarlo hervido con agua y distintas especias.
En síntesis, una alternativa para quienes quieran consumir proteínas de origen animal con un mínimo valor de grasa.

Imagen del artículo

Pastrón
  Consejos, Dietas