Olvídate de las excusas para no entrenar

Algunas personas tienen todo un repertorio de excusas para lavar sus culpas cuando no quieren ejercitarse. Si eres una de esas personas, debemos decirte algo: no te engañes a ti misma.

Si analizamos detenidamente cada una de las excusas más habituales nos daremos cuenta rápidamente que no tienen ninguna validez. Al fin y al cabo son sólo eso, excusas.

En estos tiempos en que llevamos vidas tan atareadas una de las frases más escuchadas entre quienes evitan hacer deporte es «no tengo tiempo». Pues no necesitas varias horas para ejercitarte. Incluso hay mucho planes que te ayudarán a mantener una buena forma física con poco tiempo al día.

Otra alternativa es que pongas el clima como motivo de no entrenar. Pues bien, puede que en casos extremos no puedas salir a correr por la ciudad, pero esto no siempre es así. Si lo tomas en serio puedes calzarte ropas impermeables y no perder el día. Y si el clima está realmente malo, pues realiza una rutina de ejercicios en casa. No importa si un día no te ejercitas según el plan. Lo importante es que tu actividad física sea constante.

Sabes además que el dinero no es una excusa para no entrenarte. No es necesario que pagues por clubes o gimnasios caros. Puedes correr, pasear en bicicleta, hacer ejercicios con el banco de una plaza o en tu propio hogar.

Si tu excusa es falta de motivación o aburrimiento, buscar alternativas. El entrenamiento no debe ser algo monótono, sino que puedes optar por cambiar tus lugares de trote, usar distintos ejercicios para un mismo músculo en un gimnasio o buscar música entretenida.

Como lo puedes ver, no existen excusas. No te mientas y ejercítate.

Imagen del artículo

Olvídate de las excusas para no entrenar
  Consejos, Ejercicio físico