No todas las ensladas son dietéticas

Es bueno no generalizar y evaluar nutricionalmente cada plato en particular, en función de los ingredients y procedimientos que se han usado para prepararlo. Esto es especialmente válido a la hora de pensar en las ensalada, ya que, por definición, se trata de una mezcla de dos o más ingredientes que no necesariamente deben ser vegetales.
Muchos restaurants ofrecen en sup rte de ensaladas muchas preparaciones sumamente calóricas. Incluyen quesos, fiambres, embutidos, huevos o hidratos de carbono en forma de arroz, o fideos.
Por otro lado, muchas ensaladas son condimentadas con aderezos muy calóricos que no hacen más que sumar grasas en exceso, convirtiendo así a la ensalada en un plato muy calórico.
Según con que ingredientes haya sido preprada la ensalada, esta puede ser una parte de nuestra comida, o bien el único plato. No tiene nada de malo que la ensalada tenga arroz, legumbres o pasta, pero en ese caso debes abstenerte de comer otro plato que contenga hidratos de carbono. De la misma forma, si la ensalada contiene atún o pollo las proteínas están cubiertas.
Lo que si es preferable evitar son los embutidos o los quesos, que añaden muchos lípidos y sodio a la ensalada. Las proteínas puedes agregarlas de carnes blancas o con claras de huevo, una excelente opción por tratarse de proteínas de alto valor biológico.
A la hora de los condimentos, lo mejor es usar un aceite vegetal crudo como el de oliva, aunque es bueno variar y usar de vez en cuando el aceite de girasol.
En el caso de que prefieras otro tipo de aderezo, prueba hacer uno con queso crema bajo en calories y un yogur natural desnatado. O usa la mostaza, con la que puedes añadir mucho sabor y muy pocas calorías.

Imagen del artículo

No todas las ensladas son dietéticas
  Consejos, Dietas, Perder peso