No te dejes engañar: quemar calorías no es quemar grasas

Si buscas en la web, puede que encuentras muchos artículos que aconsejan aumentar la intensidad de tus ejercicios aeróbicos para quemar más grasas. Y si sigues leyendo y analizas la explicación, es quqe al aumentar la velocidad, también aumenta el gasto energéwtico, es decir, las calorías quemadas. Esto parece lógico ¿no? Sin embargo, es una enorme confusión: quemar calorías no es igual a quemar grasas.

Es cierto que pueden estar sumamente relacionadas. De hecho, un trabajo que quema muchas grasas indefectiblemente quema muchas calorías, ya que, recordemos, la grasa tiene 9 calorías por gramo.

Pero las grasas no son el único combustible del cuerpo. De hecho, la principal fuente de energía del organismo son los hidratos de carbono. Por ello, si nuestro objetivo es deshacernos de la grasa, debemos ejercitarnos de modo tal que podamos quemar la mayor cantidad de grasa posible en lugar de otras fuentes de energía.

Desde luego, trabajos muy intenso ayudarán a perder peso, ya que si van a el extremo del gasto energético harán que el cuerpo requiera de depósitos de tejido adiposo que están acumulados como reserva. Sin embargo, lo mejor es ejercitarse de modo más eficiente.

Es por ello que te aconsejamos que no te guíes por el número de calorías. Ni tampoco cuando afirman que un determinado ejercicio quema grasas. Lo real es que puedes correr, andar en bicicleta, nadar o remar realizando un trabajo que ayude a quemar muchas grasas como no. Al igual que ningún ejercicio del gimnasio por si sólo quema grasas, sino que puede llegar a hacerlo en determinados métodos de entrenamiento como con series intensas o realizando aeróbicos tras el trabajo de pesas.

Imagen del artículo

No te dejes engañar: quemar calorías no es quemar grasas
  Consejos, Ejercicio físico, Perder peso