Menos sal

La sal es un acompañante habitual en la mesa de muchos comensales, pero esto acarrea un gran riesgo para la salud cardiovascular. No solamente los hipertensos deben cuidarse de consumir menos sal de mesa, sino que es un habito saludable para no excedernos de las cantidades recomendables de sodio. Lo bueno es que puedes emplear varios trucos para comer con menos sal.

La sal está compuesta en un 40% de sodio, un mineral muy importante para el organismo. Sin embargo, este se encuentra presente en muchos de los alimentos que consumimos, por lo que en la gran mayoría de los casos, la adición de sal de mesa a las comidas resulta en un exceso de la cantidad de sodio diaria que necesitamos, la cual no debiera superar los 5 gramos diarios (la Organización Mundial de la Salud recomienda 2,4 como un ideal).

La realidad es que muchas veces nos excedemos de los valores recomendables. Vamos entonces con algunos trucos para comer con menos sal y así ganar en salud.

Reemplaza la sal por condimentos con menos sodio. Añade especias y limón para dar sabor a tus comidas y deja a un lado el salero. Puedes condimentar tus ensaladas con vinagre, orégano o perejil entre varias alternativas que te permitirán comer con menos sal.

Mira las etiquetas. Es bueno advertir la cantidad de sodio de un producto en su etiqueta. En general, muchas comidas pre elaboradas, snacks o fiambres tienen un contenido muy elevado de sodio. Intenta eliminar de tu dieta todos aquellos productos que sean elevados en sodio, o limita su consumo.

Disminuye paulatinamente el consumo de sal. La realidad es que nuestro paladar necesita un tiempo para acostumbrarse a comer con menos sal sin que la comida parezca sin sabor. Por eso es mejor reducir de a poco la cantidad de sal hasta que puedas sentir un buen sabor con menos sodio.

Imagen del artículo

Menos sal
  Consejos