Más hábitos perjudiciales para tus dientes

Hemos visto que si quieres cuidar tus dientes las bebidas energizantes y el vino blanco no son buenas alternativas. Sin embargo, lo que podemos hacer por nuestros dientes no termina allí, sino que podemos evitar una serie de conductas que terminan por dañarlos con el tiempo.

Debes saber ante todo que la saliva cumple un rol fundamental en tu dentadura, neutralizando los ácidos de bebidas y alimentos, por lo que todo lo que reduzca la cantidad de saliva de tu boca será perjudicial para el estado de tus dientes.

Entre estas conductas se encuentra el respirar por la boca. Es cierto que muchas veces no queda otro remedio, pero siempre que sea posible deberíamos inspirar por la nariz de modo de no dejar nuestra boca seca.

Otro hábito que puede repercutir negativamente en los dientes es el de comer dulces inmediatamente antes de acostarnos. Es que nuestro organismo produce menos saliva en horas de la noche. Es por ello que las golosinas antes de dormir son uno de los principales motivos de caries.

Otro hábito muy nocivo es el de mascar goma excesivamente. Esto puede irritar la mandíbula y traer dolores a la zona del oído, cuello y en la cara. Y tampoco deberías abusar de consumir tus bebidas directamente de las latas o botellas, ya que esto puede causar caries.

Finalmente, te pedimos que abandones otro hábito sumamente dañino para tu estética: comerte las uñas. Esto no sólo es malo por el aspecto que deja en las uñas, sino porque lleva a las personas a apretar los dientes más fuerte sin darse cuenta y así dañarlos.

Pues bien, como te darás cuenta no es poco lo que puedes hacer por tus dientes. Por eso te recomendamos que no descuides lucirlos sanos, bellos y relucientes para la hora de sonreír.

Imagen del artículo

Más hábitos perjudiciales para tus dientes
  Consejos, Salud y belleza