Máquinas de gimnasio

Adquirir máquinas de gimnasio para entrenar en nuestro propio hogar es una opción que muchas personas han escogido como la adecuada para combatir la pereza que les impide ir al gimnasio o al club a ejercitarse. Sin embargo, tener máquinas de gimnasio en nuestra casa tiene sus ventajas y sus desventajas. Veamos cuales son.
Sin dudas tener el equipo en casa nos ayudará si nuestro principal problema es la falta de tiempo. Quienes llegan muy tarde a sus hogares pero quieren mantenerse en forma pueden optar por una rutina corta sin tener que viajar hasta un gimnasio.
Otra de las ventajas es que no tendremos que estar compartiendo los elementos para entrenar con nadie. Muchas veces ocurre que llegamos al gimnasio y las máquinas que queremos usar se encuentran ocupadas, lo cual hace que terminemos cambiando el orden de la rutina de entrenamiento.
Sin embargo, no todas son buenas noticias a la hora de entrenar en casa. Muchos piensan que adquiriendo una máquina propia sentirán mayor motivación para entrenar y se comprometerán de una vez. Pero esto no siempre resulta cierto. Suele ocurrir que las personas se relajen y piensen «puedo entrenar más tarde, al tener mi propia máquina yo manejo el tiempo». Y bien sabemos, que ese «más tarde» nunca llega. A veces, el compromiso de tener un instructor en la sala de pesas o de ir a ejercitarse con un acompañante resulta una mayor motivación que entrenar en casa.
Además, un detalle que no debiera ser pasado por alto es el hecho de que no todo es cuestión de equipamiento, ya que la técnica es un factor clave para lograr resultados. Si no manejas la técnica adecuadamente, lo mejor es entrenar en un gimnasio con un instructor, o con un entrenador personal.
Es importante que sepas que si no te sientes seguro con la técnica o con el armado de un plan de ejercicios, lo mejor es que alguien te supervise.
Además, no siempre es posible realizar un trabajo tan completo si cuentas con una sola máquina. Si bien todo depende de los objetivos individuales, es importante tener un conocimiento que permita aprovechar al máximo los elementos con los cuales se cuentan.
Tener el equipo en casa y entrenar con un entrenador personal es una buena alternativa. Otra opción es ir regularmente al gimnasio y tener el equipo en casa para días de poco tiempo o lluvia. Al menos hasta que te motives lo suficiente y te hagas la costumbre de entrenar, para así si poder sacar provecho de las máquinas de gimnasio en tu hogar.

Imagen del artículo

Máquinas de gimnasio
  Consejos, Ejercicio físico