Luces y sombras del aloe vera

aloe veraEl aloe vera es una planta medicinal que reporta disímiles beneficios para la salud. De hecho, desde la antigüedad diversas culturas, como la india y la china, la han empleado para prevenir y tratar diferentes enfermedades, desde las gastrointestinales hasta las hepáticas y las metabólicas. Por eso, en la actualidad el aloe vera tiene un rol protagónico en la medicina tradicional natural.

5 propiedades del aloe vera

1. Estimula los procesos digestivos por lo que es muy eficaz en el tratamiento de muchas enfermedades gastrointestinales.

2. Ayuda a depurar las toxinas del organismo, por lo que se recomienda su consumo regular para prevenir las enfermedades causadas por los iones libres.

3. Es utilizada como cicatrizante en el tratamiento de las heridas externas e internas, por su propiedad para regenerar las células.

4. Tiene un gran valor energético por lo que favorece la actividad metabólica del organismo y se puede tomar para reponer fuerzas después de una sesión de intensa actividad física.

5. Es un antiséptico excelente que se utiliza para prevenir tanto las infecciones virales como las bacterianas, sobre todo para tratar heridas.

¡Cuidado con los excesos!

Todo en exceso es dañino y el aloe vera no es la excepción. Los estudios han demostrado que su consumo en dosis excesivas puede causar vómitos, diarreas sanguinolentas, cólicos intestinales, hipotermia y convulsiones.

Asimismo, se ha encontrado que el uso desmedido de esta planta puede provocar una pérdida excesiva de electrolitos en el organismo ocasionando deshidratación, náuseas y pérdida de conciencia. En ocasiones, también puede ocasionar irritación en los riñones y hemorragias en la región genital, sobre todo cuando se trata de niños menores de 10 años.

Sin embargo, vale aclarar que no se trata de suspender su uso pues se trata de una planta muy beneficiosa, sino de mantener bajo control las dosis que se consumen. Como regla general, para el uso interno la dosis máxima es de 500 mg/día y el tratamiento no se debe extender más allá de una o dos semanas.

Imagen del artículo

Luces y sombras del aloe vera
  Consejos