Los zumos envasados

Los zumos envasadosLos zumos envasados que se encuentran actualmente en  cualquier supermercado  han alcanzado un gran “desarrollo” desde el punto de vista nutricional. ¿Por qué? Sencillamente debido a que ya no solo se encuentran zumos de fruta naturales, sino que también poseen una densa composición nutritiva muy natural que aumenta considerablemente sus propiedades nutritivas y dietéticas.

Los avances tecnológicos desarrollados en nuestros tiempos han permitido implementar procesos de elaboración de los zumos envasados mucho más eficaces que en el pasado y esto permite conservar casi todas las sustancias nutritivas de la fruta fresca original en proporciones  bastante semejantes, lográndose además un adecuado estado higiénico-sanitario mediante los proceso de esterilización o pasterización.

En este sentido, el aporte de energía en cada vaso de zumo alcanza casi las 100 calorías, siendo generalmente su nutriente más significativo los hidratos de carbono que se presentan casi siempre en forma de azúcares, sobre todo  la sacarosa. Aunque en muchos casos se le añade industrialmente azúcar con el propósito de imitar la composición de un zumo natural ya que a veces se produce una pérdida de la concentración natural de azúcar  propia de la fruta (conocida como fructuosa).

Los zumos envasados garantizan además un alto contenido en vitaminas procedentes de la propia fruta de origen, como las vitaminas del grupo B y C. También se enriquecen con vitaminas antioxidantes A y E que ayudan a  prevenir y evitar las descomposiciones oxidativas del propio sabor y olor del producto y  equilibran las pérdidas de vitaminas durante el proceso de elaboración. Estos zumos también pueden aportar minerales como el fósforo, el potasio y el magnesio que aumentan considerablemente su calidad nutritiva y lo convierten en una excelente opción saludable para implementar una alimentación sana.

En resumen, que los zumos de frutas que podemos hallar en el mercado no solo poseen las propiedades intrínsecas a las frutas sino que usualmente son enriquecidos con otras vitaminas y oligoelementos. Aún así, lo más recomendable es elegir aquellos zumos que no posean azúcares añadidos ya que de esta forma se pueden aprovechar sus propiedades nutritivas sin consumir niveles elevados de sacarosa o fructuosa.

  Consejos, Estudios