Los tipos de caspa

Los tipos de caspaLa caspa es un trastorno ocasionado por la sustitución exagerada de las células del cuero cabelludo. De esta manera, se presenta en pequeñas escamas blanquecinas que se adhieren a la raíz del cabello y que presentan un aspecto desagradable. Suele aparecer en ambos sexos y sobre todo en las edades desde la pubertad hasta los 30 o 40 años.

Sobre sus causas, los especialistas refieren que pueden ser de origen genético, secundario a una enfermedad o por la acción de algunos hongos presentes en la piel. Sin embargo, independientemente de su origen, pueden identificarse dos tipos de caspa: la caspa seca y la caspa grasa.

La caspa seca se produce a partir de una descamación seca y blanca. Se caracteriza por manifestarse numerosas placas ligeras que en ocasiones pueden dar un aspecto enharinado al cuero cabelludo. En algunos casos puede generar algún tipo de prurito ocasionado por el propio proceso de descamación.

Este tipo de caspa está relacionado sobre todo al sexo femenino y a las personas que tienen el pelo seco. Pues según los especialistas, el empleo frecuente de tintes para el cabello en las mujeres pueden llegar a resecar el cuero cabelludo provocando la tan temida caspa, por lo que resulta mucho más común en este género.

Por otra parte, la caspa grasa se presenta en forma de escamas amarillentas y grasas adheridas al pelo y al cuero cabelludo. En este caso las escamas suelen ser más grandes, gruesas y con una mayor adhesión al cabello. Por lo general suelen estar empapadas en una película de grasa y se asocia frecuentemente al cabello graso que presenta un aspecto aceitoso y brillante.

Sin embargo, independientemente del tipo de caspa que se presente los especialistas recomiendan cuidar meticulosamente la alimentación pues se conoce que una alimentación inadecuada rica en grasas y en sustancias estimulantes como el café o el chocolate puede incrementar el riesgo de padecer de caspa.

  Consejos, Enfermedades