Los sofocos en la menopausia

Los sofocos en la menopausiaUna de las quejas fundamentales de las mujeres son los sofocos en la menopausia. De hecho, los sofocos no solo se restringen a este periodo sino que pueden durar incluso hasta diez años. Así lo afirma una investigación recientemente publicada en la revista «Obstetrics & Gynecology«.

El estudio en cuestión analizó a un grupo compuesto por 400 mujeres que tenían edades comprendidas entre los 30 y los 40 años. Cuando comenzó la investigación, estas féminas aún no habían llegado a la menopausia.

Estas mujeres fueron sometidas cada año, a una exploración exhaustiva donde se intentaba detectar cualquier signo anticipador de la menopausia. Así, los investigadores apreciaron que los sofocos fueron uno de los síntomas más usuales ya que solo 55 mujeres no los sufrieron. El resto de las féminas, sufrieron sofocos de intensidad moderada e intensa.

Lo curioso es que este síntoma, se prolongó una media de diez años. Pero también se apreció una relación muy interesante: mientras antes comenzaban a presentar los sofocos, más se extendían estos en el tiempo. Al mirar los datos estadísticos, se puede apreciar que los sofocos duraban una media de 3 años en las mujeres que los empezaron a sufrir tarde pero se podían extender hasta 11 años en las féminas que los padecían antes.

Así, se pudo comprobar que los sofocos afectaban al 80% de las mujeres menopáusicas y que su manifestación es muy variable. En algunas féminas duraban tan solo unos segundos y en otras varios minutos. De la misma forma, algunas sufrían un mayor número de episodios que otras.

En sentido general, los sofocos se intensifican con el estrés, el consumo de bebidas estimulantes y en los ambientes cerrados. Los investigadores afirman que podrían deberse a una alteración en el mecanismo que controla la temperatura corporal, que está situado en el hipotálamo.

Imagen del artículo

Los sofocos en la menopausia
  Consejos