Los síntomas de la fatiga ocular

Los síntomas de la fatiga ocularLa fatiga ocular, conocida clínicamente como astenopia, se refiere a la respuesta del ojo frente al esfuerzo muscular excesivo durante un período largo de tiempo. Suele ocurrir con frecuencia en las personas que pasan muchas horas al día frente al ordenador y se acentúa en los casos donde existe una inadecuada iluminación en la habitación de trabajo o cuando la pantalla del computador centellea u oscila.

Este cansancio visual también es común en las personas que leen durante largos períodos de tiempo, así como en las que estudian en demasía, ven mucha televisión, cosen o trabajan en ambientes rodeados de humo. De esta manera, las molestias relacionadas con la fatiga ocular suelen aparecer al finalizar el día o al concluir la jornada laboral, sobre todo en las personas que han esforzado en exceso la vista.

Entre los síntomas más frecuentes de la fatiga ocular se encuentran las molestias subjetivas en los ojos y la zona de la cabeza. Así, las personas suelen percibir los párpados y ojos cansados, como si pesaran mucho, y en ocasiones una sensación de presión, hinchazón y calor más bien fuerte. Con frecuencia aparece también la necesidad de frotarse los ojos y se sienten como si estuvieran inflamados.

Otro de los síntomas más comunes es el dolor de cabeza que comienza por la zona de los ojos y se irradia hacia atrás, así como también la sensación de quemazón en los ojos y de sequedad ocular. En muchos casos puede presentarse además cierto enrojecimiento de los ojos con un ligero lagrimeo que acompaña este malestar.

Es frecuente que se manifieste además las llamadas ojeras y las bolsas debajo del párpado inferior. Aunque en ocasiones también pueden presentarse otras molestias subjetivas mucho más raras pero siempre relacionadas con la visión. También se puede presentar borrosidad de la imagen que se percibe o la pérdida temporal de la nitidez de la misma.

Al respecto, los especialistas explican que estos síntomas pueden eliminarse paulatinamente con el descanso ocular y la práctica de algunos ejercicios sencillos si se deben enfrentar extensas jornadas laborales.

  Consejos, Medicina