Los riesgos de las vitaminas

Los riesgos de las vitaminasIngerir suplementos vitamínicos para equilibrar la deficiencia de algún elemento nutricional en nuestro cuerpo es de vital importancia. Sin embargo, los especialistas afirman que cuando se toman los suplementos vitamínicos en un estado óptimo de salud, hay que considerar los riesgos de las vitaminas.

De manera general, se conoce que la ingestión de vitaminas resulta necesaria para suplir las deficiencias nutricionales de nuestro organismo. Pero cuando el cuerpo se encuentra en un buen estado de salud, consumir vitaminas puede provocar efectos totalmente contrarios.

Recordemos que en nuestros procesos metabólicos debe existir un adecuado balance; por ello, si el nivel de vitaminas es el adecuado y se aumenta su consumo, éstas en lugar de asumir un rol beneficioso, comenzarán a actuar de manera negativa, ocasionando severas afectaciones para la salud.

Al respecto, numerosas investigaciones epidemiológicas que se han realizado recientemente apuntan al hecho de que en nuestra sociedad tendemos a consumir vitaminas en exceso y estas podrían provocar un incremento del riesgo de padecer cáncer de próstata, así como el aumento de la mortalidad por diversas causas.

Por supuesto, no todas las vitaminas son igualmente dañinas. Entre las más negativas se encuentran los complementos como el ácido fólico, el zinc, el magnesio, el hierro, cobre y la vitamina B6, que aumentan considerablemente el riesgo de mortalidad por diferentes causas cuando se encuentran en proporciones superiores a las normales.

Es por ello que los especialistas puntualizan que el consumo de vitaminas como suplementos de la alimentación se realice sólo en las personas desnutridas o que presentan algún déficit en particular. Obviamente, también se le suelen indicar a las mujeres embarazadas para propiciar una mejor formación del feto y a los deportistas de alto rendimiento para mejorar su desempeño.

Así mismo, declaran que el resto de la población debe aprender a incorporar los complementos vitamínicos a partir de la ingesta de alimentos ricos en ellos, como las frutas y las verduras que aportan los nutrientes necesarios para lograr un óptimo metabolismo celular.

Imagen del artículo

Los riesgos de las vitaminas
  Consejos, Medicamentos