Usar la bicicleta fomenta un estilo de vida saludable

Usar la bicicleta fomenta un estilo de vida saludableLa obesidad, el sedentarismo y los problemas cardiorrespiratorios, entre otros tantos trastornos de salud, hacen que la bicicleta se convierta en el medio de transporte más saludable y económico que existe en la actualidad. Gracias a ella podemos recorrer distancias relativamente largas y, a la misma vez, mantener a raya numerosos problemas de salud.

Han sido numerosos los estudios científicos que han valorado la eficacia y los resultados para la salud del uso de este medio de transporte y todos refieren que usar la bicicleta de manera adecuada y sistemática ayuda a controlar el peso corporal, sobre todo en las personas que la utilizan al menos cuatro veces a la semana y de manera constante.

Otros estudios indican además que el empleo adecuado de la bicicleta ayuda a mejorar la capacidad aeróbica de la persona. A su vez, contribuye a desarrollar la movilidad articular y los músculos de las piernas, los glúteos y las caderas. De manera similar, provoca la pérdida de grasa en la zona de los muslos y las pantorrillas, a la vez que mejora la función cardiorrespiratoria. Por ende, es un excelente ejercicio aeróbico.

El uso adecuado de la bicicleta también ayuda a mantener la movilidad de las articulaciones y, siempre y cuando se coloque el sillín en la posición adecuada, puede ayudar a disminuir la tensión en la columna vertebral y a aliviar el dolor de espalda.

Al respecto, se conoce además que el uso correcto del casco de protección en los ciclistas reduce el riesgo de lesión craneal por accidente entre un 63% y un 88%, mientras que desciende el riesgo de mortalidad en un 26%. Lo cual reubica a la bicicleta entre los medios de transporte más económicos, saludable y que menor riesgo de accidentes posee, sobre todo si se echa mano a las medidas de seguridad pasiva.

Imagen del artículo

Usar la bicicleta fomenta un estilo de vida saludable
  Consejos