Los riesgos de la liposucción

problemas liposuccionLa liposucción es un procedimiento para modelar algunas áreas del cuerpo eliminando el tejido adiposo que la recubre. Siendo una forma rápida para modelar la figura, la liposucción cada vez es más solicitada por las personas. Sin embargo, este procedimiento quirúrgico no está exento de riesgos, la recuperación puede ser dolorosa e incluso, algunos casos llegan a ser mortales. Por ello, antes de someterse a esta intervención es conveniente conocer los riesgos de la liposucción.

Por ejemplo, cuando el volumen de grasa aspirada es excesivo existen grandes probabilidades de que aparezcan complicaciones postoperatorias, quemaduras por fricción o de que se dañen órganos y nervios. A la misma vez, si el cirujano no está atento, la piel puede formar irregularidades y depresiones dando lugar a resultados estéticos lamentables.

A los riesgos comunes a cualquier operación (como la infección o la reacción alérgica a la anestesia y el tiempo de recuperación prolongado), se le suma el problema aún mayor de que pueden pasar coágulos de grasa a la sangre y desde allí viajar a los pulmones, el corazón o el cerebro, provocando la muerte. Otro problema no poco común de la liposucción es la pérdida excesiva de líquido que puede provocar un shock en el paciente.

Vale aclarar que el riesgo de sufrir algunas de estas complicaciones puede reducirse si se siguen los consejos del médico. Por ejemplo, la zona operada después de la cirugía puede parecer más grande debido a la hinchazón por lo que se recomienda que en las dos o tres semanas posteriores se use una faja o vendaje elástico con el fin de reducir la hinchazón y el sangrado. También se indican antibióticos para prevenir la infección y se le pide al paciente que camine tan pronto como pueda para prevenir la formación de coágulos que puedan resultar mortales.

Por último, debe conocerse que la hinchazón, los hematomas, el entumecimiento u hormigueo y el dolor son sensaciones normales en los primeros días.

Pasado el tiempo, para que el área no vuelva a acumular tejido adiposo (sobre todo si es el abdomen), se recomienda seguir una dieta alimenticia y realizar ejercicios físicos.

  Cirugía estética, Consejos, Salud y belleza