Los motivos que llevan a la obesidad

Para obtener soluciones,es importante comenzar por conocer la causa del problema. Y en el caso de la obesidad, varios pueden ser los factores que lleven a esta situación. Veamos los más comunes.
1) Tu trabajo es muy sedentario y absorvente. Si pasas en una oficina encerrado doce horas al día, lo más probable es que tu actividad física sea mínima y que no puedas quemar las calorías que consumes.
2) No te gusta el ejercicio. No hay vuelta que darle, la actividad físca es necesaria. Por supuesto, podrás encontrar aotro sedentario que está flaco y come mucho. Pero si tu metabolismo no te favorece, debes moverte para cambiarlo.
3) Te obsesionas con la comida. No son pocas las personas que hacen de su plato favorito una especie de dios. Si eres de los que considera que lo agradable de un reunión se define por lo que hay en los platos, entonces debes empezar a ver un poco más allá y saber que la comida no lo es todo.
4) Eres cómodo. Las persoas que usan el auto para moverse dos cuadras, o el elevador para subir un par de pisos tienen que cambiar esta actitud. Más allá del ejercicio, son muchas las calorías que podemos quemar en actividades como caminar al trabajo, pasear al perro, lavar el auto o limpiar la casa.
5) Eres desordenado para comer. Sin dudas, comer sanamente requiere ser prefenido, y más en estos días en los cuales gran parte de las cosas que se consumen en la calle son poco saludables y llenas de grasas y calorías.
Si te identificas con alguno de los motivos mencionados, lo que debes hacer es un cambio profundo en tus hábitos de vida. No existen fórmulas mágicas para adelgazar, sino que es necesario llevar hábitos de vida sanos para mantener un peso ideal en el tiempo.

Imagen del artículo

Los motivos que llevan a la obesidad
  Consejos, Perder peso

Los motivos que llevan a la obesidad

Para obtener soluciones,es importante comenzar por conocer la causa del problema. Y en el caso de la obesidad, varios pueden ser los factores que lleven a esta situación. Veamos los más comunes.
1) Tu trabajo es muy sedentario y absorvente. Si pasas en una oficina encerrado doce horas al día, lo más probable es que tu actividad física sea mínima y que no puedas quemar las calorías que consumes.
2) No te gusta el ejercicio. No hay vuelta que darle, la actividad físca es necesaria. Por supuesto, podrás encontrar aotro sedentario que está flaco y come mucho. Pero si tu metabolismo no te favorece, debes moverte para cambiarlo.
3) Te obsesionas con la comida. No son pocas las personas que hacen de su plato favorito una especie de dios. Si eres de los que considera que lo agradable de un reunión se define por lo que hay en los platos, entonces debes empezar a ver un poco más allá y saber que la comida no lo es todo.
4) Eres cómodo. Las persoas que usan el auto para moverse dos cuadras, o el elevador para subir un par de pisos tienen que cambiar esta actitud. Más allá del ejercicio, son muchas las calorías que podemos quemar en actividades como caminar al trabajo, pasear al perro, lavar el auto o limpiar la casa.
5) Eres desordenado para comer. Sin dudas, comer sanamente requiere ser prefenido, y más en estos días en los cuales gran parte de las cosas que se consumen en la calle son poco saludables y llenas de grasas y calorías.
Si te identificas con alguno de los motivos mencionados, lo que debes hacer es un cambio profundo en tus hábitos de vida. No existen fórmulas mágicas para adelgazar, sino que es necesario llevar hábitos de vida sanos para mantener un peso ideal en el tiempo.

Imagen del artículo

Los motivos que llevan a la obesidad