Los diferentes tipos de plantas para adelgazar

Los diferentes tipos de plantas para adelgazarEntre los remedios actuales más eficaces para combatir la obesidad y el sobrepeso se encuentran las plantas para adelgazar. Así, es común encontrar diversas variedades de plantas cuya acción garantiza la pérdida de peso. Obviamente, los mecanismos biológicos de base son diferentes en función de las características de cada planta.

Por ejemplo, podemos hallar lo que se conocen como plantas saciantes, como el plantago, cuya acción se sustenta en la formación (al contacto con el agua) de un gel no digerible que al ser consumido produce una sensación de saciedad que reduce notablemente el apetito.

También es frecuente encontrar las plantas para controlar la ansiedad como la valeriana o la amapola de California que poseen un afecto tranquilizante sobre el organismo de manera que controla el deseo de comer. Entre las plantas que favorecen la pérdida de peso se encuentran también las depurativas como la alcachofa y el ortosifón que mejoran la digestión y aumentan la diuresis.

Entre todas estas variedades de plantas también podemos encontrar las que poseen un efecto termogénico, o sea, que generan un aumento de la temperatura corporal y queman así la grasa de las células adiposas como por ejemplo el té verde y el mate. Con un mecanismo de acción muy semejante, también es usual emplear para la pérdida del sobrepeso las plantas inhibidoras de la acumulación de grasa como la garcinia cambogia que actúan evitando que la glucosa se convierta en grasa.

En este sentido, también pueden encontrarse las plantas que actúan contra la retención de líquidos como el arándano, el rusco y la vid roja que realizan una actividad venotónica; es decir, que activan la microcirculación a la vez que mejoran la eliminación de líquidos del organismo.

Sin embargo, a pesar de la eficacia natural de esta amplia variedad de plantas, los especialistas recomiendan que esta terapia no sustituya el régimen alimentario cotidiano y la práctica de ejercicios físicos para disminuir el peso corporal. Así, debe ser considerada únicamente como una terapia complementaria.

  Consejos