¿Cómo consumir las plantas para adelgazar?

¿Cómo consumir las plantas para adelgazar?Las plantas para adelgazar se han convertido actualmente en un tratamiento muy eficaz y altamente utilizado por las personas que desean perder un poco de peso. Sin embargo, al igual que el resto de los tratamientos médicos, consumir plantas para adelgazar requiere determinadas pautas que se deben cumplir para lograr un buen resultado y para no poner en riesgo nuestra salud.

Al respecto, los especialistas recomiendan utilizarlas preferentemente en dosis preparadas en forma de cápsulas o comprimidos para asegurarse de que la concentración del principio activo de la planta que se administra sea el adecuado.

En este sentido, debes saber que aunque tradicionalmente los beneficios de las plantas se han obtenido a través de las infusiones, esta forma de administración no regula el control de la dosis. De esta manera, las variaciones a las que la planta es sometida durante el proceso de elaboración como la temperatura del agua, la cantidad de agua, el tiempo de fusión entre otros puede afectar la efectividad de sus principios activos. En otras palabras, con una infusión hecha en casa es muy difícil controlar las dosis exactas.

Además, los especialistas recomiendan que las dosis se administren de una manera específica en cada caso atendiendo al mecanismo de acción particular de cada planta. Por ejemplo, es conveniente consumir las plantas saciantes antes de las comidas acompañadas de suficiente agua para conseguir mejores resultados.

De manera similar es oportuno implementar el tratamiento a la misma hora todos los días. De esta forma, los niveles en sangre de los componentes activos de la planta se mantendrán iguales diariamente.

En este sentido, es válido aclarar que este tratamiento debe considerarse una terapia complementaria que nunca debe suplantar una dieta alimentaria adecuada y el ejercicio físico diario. Así mismo, no es recomendable consumir este tratamiento en el período del embarazo, la lactancia o si se poseen enfermedades crónicas que puedan ser alteradas por el mecanismo de acción de las plantas.

  Consejos