Los daños de comer demasiados caramelos

Caramelos¿Quién no ha sucumbido a la tentación de los caramelos? De hecho, este “manjar” no es solo un capricho de los más pequeños de casa sino de todas las edades. Sin embargo, como todo en exceso es dañino, comer demasiados caramelos también puede afectar nuestra salud.

Cinco signos que nos indican que debemos parar

Es importante puntualizar que comer caramelos de manera esporádica no es dañino pero si lo conviertes en un hábito y los utilizas como sustitutos de una dieta sana y equilibrada, entonces los problemas no tardarán en llegar. Algunos de los signos que te indicarán que algo funciona mal son:

1. Problemas intestinales frecuentes, como mala digestión, hinchazón abdominal y diarreas.

2. Aumento de peso, lo cual suele acarrear problemas metabólicos e incrementa el riesgo de padecer diabetes.

3. Aparición de caries y otros problemas dentales.

4. Cansancio, fatiga y debilidad muscular.

5. Problemas cardiovasculares, como arritmias cardiacas o un ritmo irregular.

¿Por qué los caramelos son dañinos?

Como podrás suponer, el azúcar es la gran responsable de estos problemas. ¡Y los caramelos son unos de los alimentos que más azúcar contienen! El exceso de azúcar en nuestro cuerpo provoca un aumento en la producción de insulina, lo cual disminuye a su vez los niveles de azúcar en sangre. De esta manera, apenas terminamos de comerlos, nos sentimos muy vigorosos y llenos de energía pero con el paso del tiempo comienza a aparecer la fatiga y el cansancio.

Si esta situación se mantiene durante algún tiempo puede provocar un desarreglo en nuestro metabolismo dando paso a enfermedades como la diabetes o la hipercolesterolemia (colesterol elevado). Obviamente, el exceso de azúcar también es el principal responsable de las caries y el sobrepeso.

Por otra parte, las sustancias añadidas en los caramelos, como el regaliz y el sorbitol, causan las afectaciones digestivas que suelen aparecer cuando comemos demasiado. De hecho, se ha comprobado que el consumo excesivo de regaliz y sorbitol puede causar problemas cardiacos.

En este punto queda claro que la mejor opción es evitar el consumo frecuente de caramelos y dejar este placer solo para días especiales.

Imagen del artículo

Los daños de comer demasiados caramelos
  Consejos