Los beneficios de la aspirina: Una mirada a sus efectos

Los beneficios de la aspirina: Una mirada a sus efectosLa aspirina es uno de los medicamentos más consumidos en todo el mundo. De hecho, es difícil encontrar a alguien que no sepa que la aspirina se utiliza para mejorar la circulación sanguínea, eliminar el dolor de cabeza y bajar la fiebre. Sin embargo, realmente los beneficios de la aspirina van mucho más allá.

– Efectos analgésicos: la aspirina es un medicamento particularmente eficaz para eliminar los dolores de intensidad leve y moderada. Su acción calmante proviene del hecho que inhibe a nivel cerebral los estímulos del dolor. También se conoce que la aspirina tiene una acción antiinflamatoria pero debido a que puede causar daños en las paredes del estómago, no es el tratamiento por excelencia para tratar las inflamaciones.

– Efectos antipiréticos: la aspirina ha sido durante muchísimos años el medicamento por excelencia para combatir la fiebre, incluso en los niños. Su acción antipirética se debe a que actúa a nivel celular cambiando la cadena de transporte de electrones que se produce a nivel mitocondrial y con esto cambia la distribución del calor en todo el cuerpo.

– Efecto antiagregante plaquetario: cuando se consumen dosis pequeñas de aspirina, el tiempo de sangrado aumenta ligeramente. Se conoce que si se consumiera aspirina durante una semana, el tiempo de sangrado normal se duplicaría. Es por ello que la aspirina se usa para prevenir los infartos.

No obstante, en este sentido vale puntualizar que se ha demostrado científicamente que el consumo de aspirina no reduce las probabilidades de sufrir el primer infarto o ictus. Sin embargo, si reduce las probabilidades de sufrir un segundo episodio.

Además, otro estudio realizado en la Universidad de Oxford ha demostrado que apenas 75 mg de aspirina ingerida a diario durante un tiempo considerable puede reducir en más de un tercio la posibilidad de morir por un cáncer colorrectal.

También se conoce que la aspirina detiene el avance del Alzheimer. En este caso, los investigadores descubrieron, por casualidad, que entre los pacientes con Alzheimer que consumían aspirina para tratar otros problemas, la enfermedad progresaba con mayor lentitud.

Sin embargo, este medicamento tampoco está exento de efectos indeseados. De hecho, la aspirina está contraindicada en personas que sufran de enfermedades hemorrágicas, asma, úlceras del estómago e insuficiencia cardiaca.

  Consejos, Medicamentos