Los 3 mitos más grandes de la “alimentación alternativa”

mitos alimentacionEn materia de nutrición, existen diferentes sistemas, cada uno tiene sus propias creencias y, por supuesto, han difundido algunos mitos que no tienen ningún respaldo científico pero que muchos creemos a pies juntillas.

El azúcar es 8 veces más adictiva que la cocaína

No es bueno consumir mucha azúcar, de eso no hay dudas. Las evidencias son abrumadoras e indican problemas como la resistencia a la insulina, el aumento de la grasa abdominal y la aparición de enfermedades graves como la diabetes tipo 2 y las patologías del corazón.

Sin embargo, a pesar de que la mayoría de las personas son conscientes de ello, a muchos les resulta difícil eliminar el azúcar de su dieta. No se trata de que esté en todas partes sino simplemente a que nuestro organismo siente el deseo de comer alimentos dulces.

Esto ha llevado a muchos expertos a creer que el azúcar (y los alimentos que la contienen) pueden ser adictivos. De hecho, algunos incluso han comparado su capacidad de crear adicción con la de la cocaína. Esta idea proviene de un estudio realizado en la Universidad de Bordeaux en el cual se apreció que la cocaína activaba los mismos circuitos cerebrales que el azúcar.

Sin embargo, lo cierto es que este experimento se realizó en ratas y hasta el momento no hay ningún estudio en humanos que permita comparar el poder adictivo del azúcar con el de la cocaína que, dicho sea de paso, es una de las sustancias más adictivas que se conocen.

El café tiene niveles elevados de micotoxinas

Las micotoxinas son toxinas producidas por los mohos y se pueden encontrar en todo tipo de alimentos de consumo habitual, desde la carne hasta la leche o los frutos secos. No obstante, hay una creencia muy extendida según la cual, el café contiene niveles anormalmente altos y nocivos de micotoxinas.

La verdad es que las micotoxinas están en todas partes y casi todos tenemos niveles detectables en la sangre. Sin embargo, un estudio publicado en la revista Food Additives & Contaminants desveló que beber 4 tazas de café al día solo aumentaría en un 2% el nivel de micotoxinas que se considera seguro.

Además, no debemos olvidar que todos los alimentos pasan por estrictos controles de sanidad y si se detectan niveles elevados de micotoxinas que pueden llegar a ser dañinos, son retirados del mercado.

Los productos lácteos son dañinos para los huesos

En los últimos tiempos se han puesto en tela de juicio los beneficios de los lácteos para nuestra salud, un mito que ha crecido de la mano de los seguidores de la dieta alcalina, fundamentalmente. Estos afirman que las proteínas de los productos lácteos aumentan la acidez de la sangre, por lo que el cuerpo extrae el calcio de los huesos para neutralizar el pH, como resultado, es más probable que la persona desarrolle una osteoporosis.

Sin embargo, lo cierto es que los productos lácteos tienen varias propiedades que los convierten en alimentos perfectos para la salud ósea. De hecho, tienen un alto contenido en calcio, fósforo y vitamina K2, sustancias esenciales para la formación de los huesos. Además, contienen proteínas de gran calidad que son esenciales para la formación de aminoácidos esenciales, los cuales, a su vez, intervienen en la formación y fortalecimiento de los huesos y los músculos.

Por tanto, no es cierto que los productos lácteos afecten los huesos, todo lo contrario, los fortalecen.

Imagen del artículo

Los 3 mitos más grandes de la “alimentación alternativa”
  Consejos, Dietas