Las propiedades del Té negro

te negroDespués de que hicieran su entrada en el mercado el té rojo y el té verde, el té negro ha quedado relegado a un segundo plano; no obstante, las propiedades del té negro son muchas. Según el National Institute of Health de los EUA el té negro es eficaz para mantenernos alertas, incluso si hemos estado sometidos a largos periodos sin dormir ya que contiene entre un 2 y un 4% de cafeína.

A la misma vez, posee cierta eficacia para aumentar la presión arterial, previniendo los mareos al ponerse de pie en las personas de la tercera edad.  El té negro también reduce las posibilidades de sufrir un infarto cardiovascular y si han sufrido uno, las personas que ingieren esta bebida al menos durante un año, se muestran menos propensas a una recaída. Esto se debe a que el té negro es un potente antioxidante presentando una elevada concentración de polifenoles. 

El té negro también reduce el riesgo de desarrollar un cálculo renal en un 8%, de sufrir un cáncer de ovario y de desarrollar la enfermedad de Parkinson.

Por si fuera poco, las propiedades del té negro también se extienden al control del peso ya que éste ayuda a perder peso, según afirma un estudio recientemente publicado en la revista Nutrition según el cual el té actuaría disminuyendo los niveles de lípidos contenidos en el hígado y reduciendo los triglicéridos en sangre. 

Los especialistas en nutrición afirman que consumir té negro es un hábito seguro para la mayoría de las personas adultas aunque el exceso de té (más de cinco tazas al día) puede provocar los mismos efectos adversos que la cafeína: irritabilidad, ritmo cardiaco irregular, acidez estomacal e insomnio.

Algunos consejos para consumir el té negro se centran en dejarlo reposar al menos cinco minutos antes de beberlo pues de esta forma puede liberar los beneficiosos flavonoides. Además, esta bebida no debe consumirse después de las comidas ya que puede interferir con la absorción del hierro.

  Consejos, Dietas, Salud y belleza