Las propiedades del Omega 3: ¿Beneficioso o perjudicial para la diabetes?

Las propiedades del Omega 3: ¿Beneficioso o perjudicial para la diabetes?El omega 3 es un suplemento alimenticio que se ha puesto de moda en los últimos años ya que se ha demostrado que ayuda a combatir los triglicéridos altos y disminuye los niveles de colesterol en sangre. Pero… ¿qué efectos causa en la diabetes?

En este sentido, un estudio realizado recientemente por investigadores de la Universidad de Colorado y publicado en la  Journal of the American Medical Association afirma que las propiedades del omega 3 son positivas para la salud de los niños ya que pueden reducir el riesgo de desarrollar la diabetes tipo 1 en aquellos pequeños que sean propensos a esta patología.

La investigación analizó a un total de 1.770 niños con riesgo a desarrollar diabetes tipo 1 y analizaron el desarrollo de las células del páncreas (las encargadas de producir la insulina). Así, pudieron apreciar que una dieta rica en omega 3 puede disminuir hasta la mitad del riesgo de desarrollar la diabetes ya que esta sustancia actúa sobre las enzimas que intervienen en la inflamación de los islotes (que se piensa es el disparador de la diabetes).

En este punto la Medicina ya ha comprobado que el omega 3 podría prevenir la diabetes pero… ¿cuáles son sus efectos sobre la persona que ya padece diabetes?

Al respecto todo parece indicar que el omega 3 no produce una disminución de los niveles de azúcar en sangre, sobre todo en las personas que padecen de diabetes tipo 2. Es decir, esta sustancia no debería incidir sobre los niveles de glucosa.

No obstante, muchos médicos recomiendan a los diabéticos la ingesta de omega 3 ya que se ha comprobado científicamente que las personas con diabetes también tienden a presentar los triglicéridos altos y enfermedades cardiovasculares. Como el omega 3 actúa positivamente sobre estas dos últimas problemáticas de salud, entonces se le suele recomendar a los diabéticos para prevenir futuros problemas de salud.

Aún así, se conoce que consumir demasiado omega 3 puede provocar el efecto contrario, es decir, aumentar el colesterol y los triglicéridos ya que no debe olvidarse que al final el omega 3 no es sino un ácido graso. Por ende, lo mejor es consultar a su médico que será el especialista más adecuado para indicarle las dosis exactas y el tiempo por el cual lo debe tomar. Eso sí, debe conocerse que siempre se recomiendan menos de 3 gramos al día.

  Consejos, Medicina