Las bacterias patógenas

Las bacterias patógenasLas bacterias son microorganismos unicelulares con una estructura celular procariota por lo que se les considerada como el más pequeño de todos los microorganismos. Se desarrollan en múltiples ambientes de forma natural, a disímiles temperaturas y adquieren diferentes formas y tamaños.

Según los especialistas, las bacterias pueden clasificarse atendiendo a sus múltiples características, ya sea por su forma, por las distintas respuestas al oxígeno o respecto a su coloración.

En este sentido, encontramos las bacterias cocos que tienen una forma esférica, los bacilos cuya forma es alargada y las bacterias con forma espiral o helicoidal. Atendiendo a las diferentes respuestas ante el oxígeno, las bacterias pueden agruparse en: aerobias (cuando crecen en presencia de aire) y anaerobias (cuando pueden vivir sin necesidad del oxígeno).

Entre las bacterias patógenas más comunes que pueden afectar al ser humano se encuentran las clamidias, bacterias de crecimiento intracelular obligado y de pequeño tamaño. En especial, la Chlamydia psittaci, la Chlamydia trachomatis y la Chlamydia pneumoniae son altamente infecciosas ya que ocasionan enfermedades como las infecciones respiratorias, patologías de transmisión sexual y algunas enfermedades oculares.

Entre las bacterias patógenas también se encuentran las rickettsias, parásitos intracelulares obligados que se desarrollan en los mamíferos o los insectos y que no tienen una distribución geográfica en particular. Estas bacterias son las causantes de la fiebre Q y la fiebre botonosa mediterránea (producidas especialmente por la bacteria Coxiella burnett y la Rickettsia conorii, respectivamente).

Por otra parte, existen las micoplasmas, bacterias muy independientes que carecen de pared celular como la Mycoplasma pneumoniae, la Micoplasma hominis y la Ureaplasma urealyticum. Estas bacterias afectan frecuentemente al hombre provocando sobre todo los síndromes respiratorios y las enfermedades de transmisión sexual.

También pueden encontrarse las espiroquetas, que son bacterias helicoidales entre las que destacan la Leptospira, la Treponema y la Borrelia.

Si se sospecha de una enfermedad producida por las bacterias patógenas los especialistas recomiendan asistir inmediatamente al médico, pues sólo el diagnóstico certero del tipo especial de bacteria proporcionará el tratamiento adecuado que permitirá curar la infección.

  Consejos, Medicina