La roncopatía: Causas y problemas que provoca

La roncopatía: Causas y problemas que provocaLa roncopatía es una enfermedad que se relaciona con la obstrucción respiratoria y que puede conllevar a la correspondiente asfixia crónica. Generalmente este tipo de pacientes suelen presentar cuadros de apneas que les interrumpen el sueño dificultando su descanso nocturno.

Según las estadísticas, la roncopatía se presenta en una persona por cada 20 roncadores en la población mundial y se manifiesta sobre todo en las edades adultas del desarrollo. Estos pacientes suelen poseer alteraciones en las estructuras orofaríngeas localizadas entre el paladar duro y el hueso hioides con variaciones en la presión y el tono muscular.

En la mayoría de los casos las causas de los ronquidos se desconoce aunque los especialistas han relacionado a esta patología algunos problemas de salud como el sobrepeso (que conlleva a tener exceso de tejido en el cuello que tiende a presionar las vías respiratorias), la congestión nasal (sobre todo si es prolongada debido a resfriados o alergias) y la inflamación de las adenoides y de las amígdalas que también actúan obstruyendo las vías respiratorias.

La roncopatía puede tener otras causas como: la inflamación de la parte muscular del paladar, el uso de somníferos, antihistamínicos o alcohol antes de dormir, la prominencia de la zona en la base de la lengua, así como al gran tamaño de la lengua en comparación con la boca o ciertas anomalías de los huesos de la cara.

La roncopatía puede provocar la ausencia de purificación, humectación y calentamiento del aire que respiramos, así como la falta de espiración de aire en la cual se pierde gran cantidad de energía conocida como entalpía nasal. Además puede ocasionar problemas psicológicos en la persona que la padece, quién tiende a sentir vergüenza con quienes puedan escucharlo, e incluso en algunos casos puede llevar a la depresión.

Esta enfermedad también suele ser causa de múltiples problemas en las relaciones sociales, sobre todo con las personas que conviven con el paciente ya que padecen en carne propia el malestar psicológico y las afectaciones en el rendimiento del sueño durante la noche.

  Consejos, Enfermedades