La nutrición adecuada para prevenir la osteoporosis

Cuando nuestros huesos se debilitan y pierden minerales se encuentran expuestos a fracturarse o a sufrir lesiones más leves. Esto es lo que conocemos como osteoporosis. Veamos qué recaudos, tanto alimenticios como en nuestras actividades, debemos tomar para evitar este riesgo en nuestra salud ósea.

En primer lugar debemos mencionar la importancia fundamental del calcio para nuestros huesos. Se trata del mineral clave en esta área, y se encuentra principalmente en productos lácteos (leche, yogur, quesos).

De todas formas, no basta con alcanzar los niveles óptimos de calcio para que los huesos estén seguros. Es que este mineral sólo llegará a los huesos con la ayuda de la vitamina D. Las fuentes naturales de esta vitamina no son muchas: debemos mencionar los pescados con  grasas (como el atún, arenque, las sardinas o el salmón) y la yema de huevo.

Así como es necesaria la vitamina D, también deberemos consumir la cantidad adecuada de fósforo para la correcta absorción del calcio. Tanto la falta cómo el exceso de este mineral  impedirá una correcta asimilación del calco. El fósforo se encuentra  en carnes, huevos, lácteos, frutas secas, granos integrales y legumbres.

Sin embargo, es destacable  que muchos productos, principalmente la leche, suelen comercializarse fortificados con vitamina D. Deberíamos leer la información nutricional de los productos y asegurarnos de incluir este micronutriente en nuestra dieta.

También debemos mencionar que la ingesta de café, bebidas alcohólicas y tabaco atentan contra la correcta asimilación de calcio.

Finalmente, damos un último consejo que ayudará a cuidar a los huesos de la osteoporosis: el ejercicio físico intenso fortalece los huesos en gran manera.

Como en muchas otras áreas de la salud, la correcta alimentación y el ejercicio físico resultan las mejores maneras de mantenerse sano.

Imagen del artículo

La nutrición adecuada para prevenir la osteoporosis
  Consejos, Salud y belleza