La intoxicación por plantas en la casa

La intoxicación por plantas en la casaTener plantas decorativas en nuestro jardín o en el interior de la casa resulta muy común. Sin embargo, muchas personas desconocen que el contacto con alguna de estas plantas puede causar severos daños para nuestra salud. Es lo que se conoce como intoxicación por plantas y suele ocurrir generalmente de forma accidental al entrar en contacto directo con la planta, sus frutos o su savia.

Entre las plantas que suelen resultar tóxicas para nuestra salud se encuentran:

– Dieffenbachia: Muy apreciada por sus elegantes hojas, la savia de esta planta que se encuentra en los tallos y en sus hojas suele resultar irritante si se chupa o mastica. En los casos en los que se ingiere suele provocar vómitos, diarreas y alteraciones en el sistema nervioso.

– Hiedra: Planta muy popular en los jardines caseros. Sin embargo, el contacto con sus frutos negros y amargos puede producir irritaciones en la piel si no se usan guantes.

– Hortensia, jacinto y narcisos: Estas tres plantas tan elegantes resultan también un poco tóxicas, sobre todo cuando se ingieren sus bulbos u otras partes del vegetal.

– Acebo: Planta decorativa habitual que suele provocar intoxicación si se ingieren sus frutos rojos. En estos casos suele provocar vómitos, diarreas, dolor abdominal y en ocasiones extremas, convulsiones. Se conoce que la ingestión de unas 30 bayas en los adultos puede originar cuadros graves, mientras que una menor cantidad en los niños suele causar también severas consecuencias.

– Muérdago: Planta decorativa en época navideña. La ingestión de sus bayas suele provocar intoxicaciones aunque no de gravedad. En los casos que el consumo sea ínfimo pueden aparecer trastornos digestivos. Sin embargo, en los casos donde la cantidad consumida es elevada pueden aparecer problemas cardiacos de cierta relevancia.

– Flor de Pascua: Conocida también como poinsettia, es una de las plantas decorativas de Navidad más usuales. Sin embargo, su savia suele ser tóxica si se mastica o se ingiere provocando irritación en la mucosa oral, diarreas, vómitos y náuseas.

  Consejos