La inseminación in vitro: La oportunidad de ser padres

La inseminación in vitro: La oportunidad de ser padresEn los últimos años las técnicas de inseminación artificial se han desarrollado muchísimo abriendo nuevas oportunidades para las parejas que tienen problemas de fertilidad. La fecundación in vitro es uno de los procedimientos más recientes que tiene una tasa de éxito bastante prometedora.

Para ser más específicos, la tasa de éxito de las mujeres de menos de 34 años es del 41% aunque en la misma medida en que pasen los años las probabilidades disminuirán drásticamente. Por eso en muchos casos los médicos aconsejan utilizar los óvulos de una donadora más joven. De esta forma la tasa de éxito aumenta casi en un 50%.

Básicamente, la inseminación in vitro se trata de unir el óvulo con un espermatozoide pero todo ocurren dentro de un laboratorio. Así se obtiene el embrión y luego este se transfiere al útero de la mujer, donde transcurrirá el embarazo normal.

En este procedimiento existe una fase esencial que se denomina estimulación ovárica. Consiste, grosso modo, en someter a la mujer a un tratamiento con hormonas que tiene como objetivo fomentar la formación de un mayor número de folículos, con lo cual aumentan las probabilidades de éxito del embarazo.

Este tratamiento se suele llevar a cabo entre 10 y 20 días. A veces las mujeres pueden experimentar cambios de humor, hinchazón y malestar general pero estos síntomas van pasando con el paso de los días.

Por supuesto, no todo es color rosa y los padres deben ser conscientes de ello. Por ejemplo, si la mujer se somete a una estimulación ovárica excesiva corre el riesgo de sufrir una menopausia prematura, lo cual podría conllevar al desarrollo posterior de una osteoporosis o de enfermedades cardiovasculares.

Finalmente, también se debe saber que una investigación realizada en la Universidad de California analizó a más de 50.000 niños, concebidos de forma natural o mediante la inseminación in vitro y se detectó que estos últimos tenían un 1,25 veces más probabilidades de padecer alguna malformación o problema genético.

  Consejos, Medicina