¿La dieta mediterránea realmente ayuda a perder peso?

¿La dieta mediterránea realmente ayuda a perder peso?Mucho se ha hablado de la dieta mediterránea, hasta tal punto que en el imaginario popular se piensa que es el non plus ultra de los regimenes alimenticios. Pero… ¿hasta qué punto es cierto que esta dieta ayuda a perder peso?

Un nuevo estudio publicado en The New England Journal of Medicine asevera que mantener una dieta mediterránea puede ayudarnos realmente a disminuir el peso corporal. En otras palabras, puedes adelgazar de forma natural, sana y sin pasar hambre.

Para arribar a estos resultados, los investigadores de dicho estudio analizaron a más de 300 trabajadores que padecían de obesidad moderada. A estos se les indicó que implementaran una dieta durante un período de dos años. Al cabo de ese tiempo, los participantes que implementaron la dieta reducida en grasas pudieron adelgazar cerca de 2,9 kilos, los que siguieron de la dieta mediterránea perdieron 4,4 kilos y los que se sometieron a la dieta reducida en carbohidratos 4,7 kilos.

Dicho de esta forma, te puede parecer que los resultados obtenidos no son tan diferentes entre sí e incluso podrás pensar que la dieta reducida en carbohidratos es mejor puesto que permite perder más kilos. Pero… ¿qué habrá pasado después de cuatro años?

Los investigadores analizaron de nuevo a estas personas después de cuatro años y apreciaron que cerca del 67% seguía la dieta original pero el 22% la había suspendido y el 11% la había reemplazado por otra.

En cuanto al peso, hallaron resultados mucho más prometedores que los anteriores puesto que los participantes que habían implementado dietas reducidas en grasas y carbohidratos habían recuperado casi todo el peso perdido. Por el contrario, los que habían mantenido la dieta mediterránea recuperaron solamente 1,4 kilos en los cuatro años de seguimiento. Además, lograron una mayor reducción en el colesterol total a largo plazo al cabo de los seis años que duró el estudio.

La moraleja es que en materia de dietas, es mejor optar por los regimenes más balanceados porque a largo plazo, no solo no engordarás sino que también estarás más saludable.

  Consejos, Estudios