La dieta contra el cáncer

La dieta contra el cáncerMucho se ha hablado de la dieta contra el cáncer. Pero… ¿existe en realidad? ¿Se puede hacer referencia a un régimen alimenticio que nos proteja del cáncer? Después de años de estudios y la aparición de numerosas teorías, los resultados son realmente contradictorios, según afirma la misma Sociedad Americana del Cáncer. Según este instituto, no puede hablarse de una dieta específica que nos proteja contra la aparición del cáncer ya que este proceso patológico está determinado por múltiples factores.

Sin embargo, no todo está perdido. La propia Sociedad Americana del Cáncer brinda una serie de recomendaciones que, si las seguimos al pie de la letra, disminuyen las probabilidades de padecer de tumores malignos.

– Es importante mantener una dieta sana y correcta, apostar por una dieta equilibrada donde estén presentes tanto los carbohidratos como las grasas y los azúcares pero en su justa medida.

– Es mejor decantarse por los granos enteros que por los refinados.

– Limitar la ingesta de carne roja a un día a la semana, al igual que el consumo de carnes procesadas y curadas. En general, no se deben consumir más de dos o tres porciones a la semana.

– Apostar por una dieta que no sea demasiado calórica. Se recomienda reducir la ingesta diaria unas 50-100 calorías. De hecho, el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo que predisponen a la aparición de un tumor.

– Las frutas y las verduras son aliados indispensables en la prevención del cáncer. La dosis recomendada es de cinco porciones al día, que se distribuirán entre las frutas y hortalizas, distribuyéndolos entre las comidas y las meriendas.

– La comida «anti-cáncer», por llamarle de alguna manera, son algunos condimentos que casi siempre tenemos al alcance de la mano: el ajo y la cebolla.

– Reducir significativamente el consumo de alcohol, sobre todo para prevenir el cáncer de mama y los que afectan la cavidad oral y el esófago así como el páncreas y el hígado.

  Consejos