¿Gustos diversos?: Diferencias de género

generosEn las imágenes que vemos continuamente suelen aparecer chicas comiendo chocolates y dulces mientras que los chicos consumen patatas fritas y embutidos. Esta representación no se debe al azar pues según un estudio publicado en la revista Physiology and Behavior las diferencias de género también se advierten en la degustación de los platos: las féminas prefieren los sabores dulces mientras que los hombres optan por los sabores ácidos y más fuertes.

El estudio en cuestión involucró un total de 8.900 niños daneses en edad escolar. La investigación se desarrolló como si fuese un experimento de ciencias donde a cada niño se le suministró un kit que contenía muestras de diferentes sabores. Así, pudo apreciarse que las niñas tienen un mejor sentido del gusto y que éste es mucho más desarrollado que el de los niños ya que como regla general eran capaces de detectar con mayor precisión los diferentes matices de los sabores.

No obstante, cuando se habla de preferencias, las féminas mostraron un gusto preferencial por los alimentos suaves y dulces mientras que los hombres disfrutaban más con los sabores ácidos y fuertes.

Otras diferencias de género vienen de la mano de una encuesta realizada por la Foodborne Disease Active Surveillance Network donde se analizaron las respuestas de un total de 14.000 norteamericanos. En esta ocasión pudo apreciarse que los hombres son más propensos a consumir las carnes (específicamente el pato, el pollo y el pescado) mientras que las mujeres prefieren decantarse por las frutas y los vegetales (dentro de las más consumidas se hallaban las manzanas, las fresas y el arándano mientras que en relación con los vegetales sobresalían las zanahorias y los tomates).

Pero estas diferencias de gusto no son simplemente innatas sino que con el paso del tiempo pueden acuciarse ya que, por ejemplo, durante el periodo menstrual la mujer sufre cambios hormonales que conllevan a sentir más hambre. Y es que durante esta etapa algunos neurotransmisores como la serotonina disminuyen sus niveles y con ello aumenta la necesidad de consumir carbohidratos.

  Consejos, Salud y belleza