Excusas para no adelgazar

¿Eres de esas personas que siempre tiene una excusa para evitar un plan de adelgazamiento? Pues debemos decirte que las excusas no son válidas en este caso. Para ello, repasaremos algunas de las más habituales y te diremos por qué no son ciertas. Recuerda que si tienes sobrepeso, es necesario que adelgaces un poco para mantenerte en un nivel saludable.

“No tengo tiempo de cocinar sano”. Muchas personas aseguran que el poco tiempo que están en sus casas no quieren pasárselo en la cocina preparando platos sanos y bajos en calorías. Sin embargo, no necesitas estar mucho tiempo. Corta un par de verduras y tira una porción de carne en la plancha mientras te cambias o miras televisión. O abre una lata de atún o caballa y cómela con claras de huevo y tomate. Puedes preparar una tarta para freezar y comer de a porciones en varios días. No es necesario que pierdas mucho tiempo cocinando.

“Estoy todo el día fuera de casa”. Si sales muy temprano para el trabajo y vuelves muy tarde, sabemos que no es sencillo seguir una dieta, pero no es nada imposible. Existen muchas alternativas para preparar viandas rápidas y prácticas que puedes comer en el trabajo. Sólo es necesario algo de voluntad y orden.

“Nunca puedo mantenerme a dieta”. Precisamente, no deberías proponerte vivir a dieta, sino cambiar tus hábitos. Si quieres adelgazar no debes evitar alimentos para siempre, sino que todo es cuestión de ordenar tus comidas y moderar cantidades. Así podrás llevar un estilo de vida saludable que puedas mantener en el tiempo.

“Mis genes me juegan en contra”. Es cierto que algunos tienen más predisposición a engordar que otros. Sin embargo, nada de esto es definitivo. Si tienes buenos hábitos alimenticios y te ejercitas correctamente, los genes no pueden evitar que estés en el peso correcto.

Imagen del artículo

Excusas para no adelgazar
  Consejos