Evita las dietas sin hidratos de carbono

En revistas, avisos televisivos o sitios web podemos ver la promoción de dietas que prometen un descenso acelerado de peso, a la vez que un consumo de enormes cantidades de calorías y grasa. En general, la única premisa para estos regímenes alimenticios es la de eliminar los hidratos de carbono de la dieta y consumir montones de grasas y proteínas.

Las carnes, embutidos, quesos se comen en gran medida siempre que se omitan los hidratos de carbono. Esto a pesar de que hemos visto que se trata del principal combustible del cuerpo.

En efecto, estas dietas pueden parecer muy buenas en un principio. La balanza con seguridad nos marcará un menor peso, pero esto se deberá puramente a una pérdida de líquidos. Al no consumir hidratos de carbono, el organismo forma cuerpos cetónicos, sustancias nocivas que son eliminadas con un exceso de orina y sudoración.

Sin embargo, estas dietas cuentan con varias desventajas.

En primer lugar, no será difícil recuperar el peso perdido. Es lo que se conoce como efecto rebote. La única forma de mantener una bajada de peso es hacerlo en forma prudente y constante.

En segundo lugar, excedernos con las grasas o proteínas pueden acarrear numerosos problemas para la salud. Enfermedades coronarias, cardiovasculares, diabetes y problemas hepáticos son algunos de ellos.

Pero además, estas dietas llevan a perder masa muscular. Vale recordar que cuando queremos bajar de peso, nuestro objetivo debe ser quemar grasas y no tejido magro. A pesar de que las proteínas construyen el músculo, este necesita de los hidratos de carbono como energía en el proceso de formación. U más allá de ello, cuando el organismo no recibe el combustible necesario para vivir, recurre a la energía que se encuentra en los músculos. Es decir, se entra en un proceso catabólico.

Lo adecuado es una dieta equilibrada que incluya todos los macro y micronnutrientes necesarios y que pueda mantenerse en el tiempo. Sólo así se alcanzará el verdadero éxito.

Imagen del artículo

Evita las dietas sin hidratos de carbono
  Consejos, Dietas