Evita la variedad de platos en una comida

Es probable que hayas oído hasta el hartazgo repetir a los médicos que mientras más variedad de comidas tenga una dieta, más saludable será. Si bien este principio es cierto desde una mirada global, no es aplicable a un almuerzo o cena. En realidad, cuando mayor diversidad de alimentos compone una comida será mayor la tentación y posiblemente comamos más de lo que corresponde.

Lo que ocurre, es que la sensación de saciedad que puede causarnos un alimento no impedirá que deseemos probar otros platos. La apariencia y el olor de otra preparación será suficientemente seductora para nuestros sentidos y nos veremos tentados a probarla, aún cuando ya estemos llenos.

Esto es muy común en reuniones familiares o entre amigos en las que cada uno lleva algo. Uno quiere probar de todo. Y aunque planifique administrar sus bocados de manera que pueda comer cantidades adecuadas probando cada alimento, la realidad es que esto, casi con seguridad, llevará a una ingesta total mayor.

También es habitual esta situación cuando visitamos un restaurant buffet con inmensa cantidad de platos que podemos servirnos. Si estás a dieta, es preferible ir a un restaurant y pedir tu plato de carne o pasta favorita, pues sabes que, en el peor de los casos, te limitarás a la porción de tu plato.

Y esto es independiente de que sean alimentos saludables y que pueden estar incluidos en la dieta. Por ejemplo, puede que una cena incluya distintos tipos de ensaladas, unas con arroz, otras con pasta, carnes con distintas salsas, alguna tarta con verduras o requesón… No necesariamente hablamos de situaciones en las que te encuentras frente a enormes cantidades de grasas y frituras. Recuerda que ante todo, lo importante es no excederse.

Imagen del artículo

Evita la variedad de platos en una comida
  Consejos, Dietas, Peso ideal