Estrés vacacional: ¿Qué es y a quiénes ataca?

estres vacacionalLa mayoría de las personas esperan con ansia la llegada de las vacaciones para dedicarse por entero al relax y el descanso. Sin embargo, cuando las vacaciones finalmente arriban, muchos no son capaces de desprenderse de sus responsabilidades cotidianas y tienen una extraña sensación de vacío y desamparo que les genera a su vez, una gran ansiedad y estrés: es lo que los expertos han llamado estrés vacacional.

En un primer momento puede parecer un contrasentido, pero lo cierto es que existen muchísimas personas a las que las vacaciones les genera un intenso grado de estrés. De hecho, el estrés vacacional es mucho más frecuente de lo que podemos imaginar. Un estudio realizado por las oficinas de empleo Randstad, demostró que solo en España el 34% de los entrevistados no estaba seguro de que su trabajo saldría bien durante sus vacaciones y el 15% de ellos reconoció que no poder desprenderse de sus responsabilidades en vacaciones les generaba cierta ansiedad.

Sin embargo, todo no se limita a esto ya que el 30% de los entrevistados confirmó que se llevaban trabajo para adelantar durante sus vacaciones, mientras que un 8% aseguró no coger más de una semana de descanso por temor a que las cosas en el trabajo no marcharan bien. Evidentemente, irse de vacaciones no es una decisión tan fácil de tomar como parece. Así lo confirman los expertos del Servicio de Psiquiatría del Hospital de Cruces en Barakaldo, quienes apuntan además que el exceso de planes, las expectativas demasiado elevadas y la incapacidad para centrarse en uno mismo también son factores que pueden incrementar el estrés durante las vacaciones.

Cinco consejos para relajarnos en vacaciones

  1. Planifica con tiempo tus vacaciones. La prisa no es una buena consejera para elegir y reservar nuestro destino turístico. Además, se puede convertir en una fuente generadora de estrés que solo servirá para incrementar nuestra tensión en las vacaciones. Por eso, lo mejor es planificar tus vacaciones con suficiente tiempo de anticipación y evitar así la mayor cantidad de imprevistos.
  2. Termina el trabajo antes de tomar unos días. Dejar nuestro trabajo listo antes de salir de vacaciones es una manera estupenda de sentirse liberado y sin preocupaciones durante el descanso. De esta manera, podremos desconectarnos completamente del trabajo y dedicarnos por entero al relax y el descanso.
  3. Regula tus planes y expectativas para las vacaciones. No son pocas las personas que durante sus vacaciones quieren “recorrer todo el mundo” y suelen organizar muchísimos planes que, al final, terminan generando una gran tensión. Por tanto, si no quieres sentirte presionado por tus propios planes, regula tus expectativas y organiza las actividades que puedas cumplir y disfrutar con calma.
  4. Elije un destino turístico alejado de tu vida cotidiana. Si lo que quieres es dedicarte un poco de tiempo, elige un destino turístico alejado de tu ciudad. De hecho, mientras más lejos estés de tu trabajo y tu círculo social, mejor. Así podrás dedicarte por entero a ti, haciendo caso omiso a las llamadas del trabajo, las invitaciones de los compañeros de la oficina y a los compromisos sociales.
  5. Organiza planes diferentes para las vacaciones. Rompe con la rutina, sal de casa más tarde de lo acostumbrado, visita un museo, acuéstate de madrugada, haz un viaje… Organiza actividades vacacionales que rompan con tu rutina y que te permitan disfrutar de las cosas que en verdad adoras.

Imagen del artículo

Estrés vacacional: ¿Qué es y a quiénes ataca?
  Consejos, Enfermedades