Estrategias para cuidar las rodillas…Parte 5

  • Evite las actividades que le maltraten las rodillas: Las flexiones pronunciadas de las rodillas se pueden sentir saludables pero son demasiado severas para las rodillas. Las flexiones de rodilla ponen demasiada presión en ellas, hay que eliminar de la rutina los ejercicios de ponerse en cuclillas y de flexionar pronunciadamente las rodillas y que evite arrodillarse siempre que sea posible, especialmente en superficies duras.

Una de las causas más comunes del dolor es el levantamiento de pesas. La gente puede literalmente desgastar las rodillas al levantar demasiado peso y al poner la rodilla en todo su recorrido de movimiento. Hay fuerzas tremendas en las rodillas en la posición totalmente flexionada.

La recomendación a los levantadores de pesas es la siguiente: Nunca flexionen totalmente la rodilla y mantengan en el mínimo la cantidad de peso que le pidan a las rodillas que levanten. Si usted esta trabajando en el jardín o realizando alguna otra actividad en que necesita estar de rodillas, use cojines de espuma para arrodillarse y que le dé a las rodillas frecuentes períodos de descanso.

  • No pase por alto un dolor de rodilla: Muchas personas, especialmente los atletas creen que es mejor pasar por alto un dolor de rodilla. Sin embargo, se pueden estar haciendo más daño que beneficio. El dolor es un indicador de que algo está mal. Si usted está sintiendo dolor, puede tener problemas biomecánicas como pronación excesiva o puede estar entrenándose demasiado, entrenándose mal o usando el calzado inadecuado.

El cuerpo le envía una señal cuando está dolorido. No continúe. Deje de poner presión en la parte que le duele. El cuerpo se cura a sí mismo con descanso.

  • Evite lo caliente: El hielo evita la acumulación de fluidos pero el calor la puede estimular. Durante las primeras 48-72 horas después de una lesión en la rodilla, evite los baños en tinas calientes o las compresas calientes.
  Consejos, Salud y belleza