Ejercicios para las rodillas

A menudo, el desequilibrio muscular, en el que un músculo o un grupo de músculos es más fuerte que otro, causa problemas en las rodillas. En otros casos, la falta de flexibilidad puede contribuir al dolo o a la lesión en la rodilla. Las rodillas necesitan tanto fuerza como flexibilidad. La gente a menudo se concentra en los cuádriceps (los músculos al frente del muslo) y se olvida de los ligamentos de la corva (músculos en la parte trasera del muslo), pero ambos grupos de músculos necesitan ser flexibles y fuertes para evitar problemas en las rodillas.

Aunque descansar es importante cuando se lesionan las rodillas, demasiado descanso puede contribuir a problemas en ellas. Si usted tiene dolor de rodilla, la tendencia es dejar de usarla y dejar de hacer ejercicio. La falta de uso puede hacer que se debiliten los músculos que rodean a la rodilla y hacer que la rodilla pierda estabilidad. Los ejercicios suaves pueden romper este ciclo.

Los ejercicios pueden corregir los desequilibrios, aumentar  la flexibilidad y evitar muchas lesiones. Sin embargo, no todos los ejercicios son saludables para la rodilla. Se  recomienda evitar cargar la rodilla con peso cuando esté completamente flexionada, en una posición de 90 grados (como cuando esta sentado) especialmente si le duele la rotula. La única vez en que usted debe tener su rodilla con este ángulo de 90 grados, por ejemplo, cuando se levanta de una silla.

Para tener rodillas fuertes y flexibles, trate de hacer estos ejercicios en forma regular  de los cuales se hablará de una forma más completa e integra en el siguiente artículo.

A continuación se nombran:

  • Estirar los ligamentos de la corva
  • Estiramiento de los cuádriceps
  • Estiramiento de la pantorrilla
  • Fortificador del extensor de la cadera
  • Fortificador del abductor de la cadera
  • Fortificador del aductor de la cadera
  • Fortificador del cuádriceps
  Consejos, Ejercicio físico