Estrategias para aliviar el dolor de cuello… Parte 2

En el artículo se nombran otros tipos de recomendaciones para poder aliviar el dolor de cuello que se presenta ya sea cuando hacemos ejercicio físico o por tensiones físicas o emocionales.

  • Relájese: Una gran parte de nuestra tensión muscular es causada por tensión emocional. Aprenda a reconocer los síntomas cuando su cuerpo está tenso. Averigüe qué le pone tenso. Reconozca cuando está en una situación con mucha tensión, y aprenda maneras nuevas de responder. Puede desarrollar habilidades para manejar la tensión por medio de técnicas de relajación, como relajación progresiva o respiración abdominal.

Para la relajación progresiva, encuentre un lugar tranquilo en donde nadie lo pueda distraer. Siéntese o acuéstese y cierre los ojos. Luego, empezando con la cabeza y el cuello y bajando por todo el cuerpo, ponga tensos los músculos y libere la tensión.

Para la respiración abdominal, siéntese tranquilo y respire profundo dejando que el aire baje hasta su abdomen. Luego exhale completamente, apretando suavemente el estomago. Respire profundo de esta forma por varios minutos. Además de estas dos técnicas, usted podrá crear sus propias formas de relajación. Haga lo que le funcione mejor.

  • Tome un analgésico de venta sin receta: Los analgésicos de venta sin receta como la aspirina, ibuprofeno y acetominofen pueden aliviar el dolor. La aspirina y el ibuprofeno también pueden reducir la inflamación. Si la aspirina le molesta al estómago, pruebe la aspirina revestida o acetominofen.
  • Fortifique los músculos del estómago: Así como una mala postura o la obesidad pueden causar que el cuello se tensione demasiado, el tono muscular inadecuado de los músculos del estómago obliga a que la parte superior de la espalda se curve más hacia atrás y a que el cuello se curve hacia adelante. Pueden hacerse ejercicios como sentadillas con la rodilla doblada para fortalecer los músculos abdominales
  Consejos, Salud y belleza