Estrategias para aliviar el dolor de cuello… Parte 1

Estrategias para aliviar el dolor de cuello… Parte 1Estos consejos le pueden ayudar a romper el ciclo tensión-dolor-tensión y a aprender hábitos nuevos que, para comenzar, van a evitar que se produzca la tensión.

  • Quítese una carga: Una de las maneras más sencillas de aliviar el dolor es que se acueste y que le dé a sus músculos la oportunidad de que se recuperen. Asegúrese de no usar una almohada gruesa que le pueda fruncir el cuello.
  • Experimente: A menudo no hay una base científica para que las cosas funcionen. Lo que le funciona a una persona tal vez no le funciona a usted. Experimente. Trate diferentes cosas hasta que encuentre la combinación de tratamientos que le alivian el dolor.
  • Póngase hielo: El hielo adormece en forma efectiva el dolor y reduce la inflamación. Ponga hielo picado en una bolsa plástica y cubra la bolsa con una funda (una toalla de paño es demasiado gruesa para transmitir efectivamente el frio. Aplíquesela en su dolorido cuello por 15 minutos cada vez.
  • Póngale calor: Después de que usó hielo para reducir la inflamación, podrá encontrar que el calor le brinda alivio. Use una toalla húmeda o una bolsa de agua caliente, o quédese por un rato en una ducha caliente. Pero no mantenga el calor por mucho tiempo. Demasiado calor puede agravar los síntomas y causar más dolor.
  • Use masajes: El masaje le puede ayudar a aliviar la tensión de los músculos y le va a dar un alivio temporal, y también le puede ayudar a dormir mejor. Primero, dése un baño o ducha caliente para relajar los músculos. Luego, que otra persona use aceite o loción y le frote el cuello y los hombros haciendo círculos pequeños con poca presión. Luego, que él o ella le frote el cuello y los hombros usando una presión firme y con movimientos largos y hacia abajo. No se olvide del área del pecho. Si no tiene a una persona que le pueda dar el masaje, trate de frotarse su propio cuello y el área del pecho con aceite o loción por 10 a 15 minutos.
  Consejos, Salud y belleza