Estiramientos para abdominales 2

Hemos visto que para estirar los músculos abdominales la premisa es extender la espalda, ya que la función principal de estos músculos es la de flexionar el tronco. Veamos ahora algunas variantes para lograr esta posición.

Una forma de estirar abdominales consiste en ponerse de rodillas en el suelo con los tobillos en extensión (es decir que la punta de los pies deben mirar hacia atrás). En esa posición se debe arquear la espalda hasta tomarse los pies con las manos.

Para sentir el estiramiento en la zona abdominal se deberá tirar la cadera hacia adelante. Esto debe hacerse con mucho cuidado y es totalmente no recomendable para personas que sufren de hiperlordosis lumbar, es decir, una exageración de la curvatura natural propia de la zona más baja de la columna vertebral.

En este ejercicio el cuello debe estar relajado y, como siempre, en línea con el resto de la columna. De lo contrario se lesionaría la zona cervical de la columna.

Una alternativa en la que la extensión de la columna estará más controlada se puede hacer acostado boca abajo, también sujetando los pies con las manos. La posición que debe mantenerse es elevando el tronco y las rodillas del piso.

Una ventaja de este tipo de estiramiento es que además de estirar el abdomen, se estarán estirando los músculos del cuádriceps. Si hemos realizado alguna actividad como trotar, adnar en bicicleta o un trabajo de pesas de las extremidades inferiores, esto será de mucha utilidad.

En esta última posición también es un error común la posición del cuello. ya que se tiende a mirar para arriba y por ende a hiperextenderlo. No está de más ser reiterativo en este punto, ya que es algo que siempre se pasa por alto pero que es esencial en la salud de la columna vertebral.

Imagen del artículo

Estiramientos para abdominales 2
  Consejos, Ejercicio físico