El reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágicoEl reflujo gastroesofágico es un problema de salud bastante común pero al cual muchas personas no le brinda demasiada importancias. Por otra parte, cuando se acude al médico casi siempre se recomiendan medicamentos “antiácidos” que no atacan la verdadera causa del problema y que, a la larga, pueden producir efectos adversos.

Ahora un estudio publicado en la American Journal of Gastroenterology afirma que existe un método natural para aliviar los síntomas: bastarían simples ejercicios respiratorios.

El experimento en cuestión se realizó en 19 personas adultas que padecían de reflujo gastroesofágico (sin erosión del esófago). Se establecieron dos grupos, uno de control y el otro debió aprender una serie de ejercicios de respiración abdominal que debían realizar 30 minutos todos los días. El equipo de investigadores determinaba el nivel de ácidos en el esófago a través de un catéter nasal.

Después de un mes, el grupo que había realizado los ejercicios de respiración presentaba niveles de ácido en el esófago menores y no se quejaban de síntomas de acidez estomacal. Luego, el resto de los participantes aprendieron también los ejercicios y refirieron una mejor calidad de vida y una disminución en el consumo de fármacos.

Los investigadores explican que el éxito de esta técnica radica en que la respiración abdominal profunda ayuda a reforzar los músculos que rodean el diafragma de forma que impide el reflujo de los alimentos. Sin embargo, el principal problema fue la adherencia terapéutica ya que algunos pacientes referían que esta técnica demandaba demasiado tiempo. Otros terminaron abandonando la misma y se decantaron por los medicamentos ya que era una opción mucho más rápida y sencilla.

No obstante, si se tiene en cuenta que los fármacos para controlar el reflujo pueden llegar a costar hasta 200 euros al año y que al final pueden provocar efectos adversos; realmente los ejercicios de respiración son una excelente alternativa ya que incluso ayudan a relajarse.

Imagen del artículo

El reflujo gastroesofágico
  Consejos, Enfermedades