El poder del ayuno: ¿Mito o realidad?

ayunoMuchas personas que desean perder peso optan por el ayuno como una forma rápida para adelgazar. Pero… ¿es eficaz? ¿Reporta algún tipo de daño para la salud?

Realmente el ayuno no es sólo una forma para perder peso sino que también está relacionado con una filosofía de vida, según la cual se afirma que los períodos de ayuno sirven tanto para desintoxicar el organismo como para forjar el espíritu. Existen incluso algunas personas que afirman que practicar el ayuno tiene propiedades rejuvenecedoras y beneficiosas para nuestros órganos. Así, el poder del ayuno se ha expandido como un mito entre las más diversas culturas.

Debe conocerse que cuando se opta por el ayuno total se elimina todo el consumo de alimentos o bebidas, a excepción del agua. No obstante, hay quienes optan por tomar infusiones calientes en estos días. Normalmente el ayuno total no se extiende más allá de una semana y se practica una o dos veces al año. Debe puntualizarse que el ayuno total es el recomendado sólo a las personas que tienen un buen estado de salud y deben mantenerse en reposo, restringiendo al máximo posible su actividad cotidiana.

Otra opción para aquellas personas que no puedan restringir su vida cotidiana o que presentan algunos problemas de enfermedad es el ayuno parcial. En este caso pueden distinguirse dos grandes tipologías: el ayuno donde se omite una o dos comidas y aquel donde se suprime algún tipo de alimento en especial.

El ayuno parcial en el cual se omite una o dos comidas durante el día puede realizarse una vez a la semana y los especialistas sugieren que es una buena idea para brindarle un reposo al sistema digestivo.

Por otra parte, el ayuno donde se suspende algún tipo de alimento (normalmente la carne o los productos lácteos) se puede realizar durante una semana y ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas que normalmente consumimos a partir de la ingesta de estos alimentos.

Lo cierto es que los especialistas no recomiendan que se realice un ayuno, sobre todo si éste es total ya que afirman que si se lleva una dieta sana y equilibrada día a día no es necesario ayunar. También puntualizan que el ayuno prolongado provoca que el ácido gástrico afecte la mucosa del estómago y hace que el intestino pierda las microvellosidades que facilitan la absorción intestinal de los nutrientes; daños a los cuales no es necesario exponerse.