El dolor de muelas: Sus causas y cómo aliviarlo

El dolor de muelas: Sus causas y cómo aliviarloEl dolor de muelas es una molestia difícil de soportar, sobre todo cuando comienza a extenderse y a comprometer los tejidos de las encías y las muelas o dientes más cercanos. De hecho, en los casos más severos puede llegar a afectar también el hueso alveolar.

Sin embargo, no podemos hacer referencia al dolor de muelas en sentido general ya que este tiende a variar según las causas. En la base pueden haber caries en los dientes pero también se puede deber a una infección dental o una inflamación de las encías. Además, hay casos de dolor de muelas ideopático; es decir, que no s puede identificar con precisión la causa.

Cuando hay inflamación, se pueden ver afectadas otras áreas. Casi siempre hay pulpitis, una inflamación e infección de la pulpa dental que se forma a partir de caries no tratadas que se complicaron. La inflamación de los oídos, los problemas del corazón, la sinusitis y la neuralgia del trigémino también pueden causar dolor de muelas.

Los remedios naturales conocidos para remediar el dolor de muelas son diferentes. Por supuesto, su eficacia no se ha demostrado científicamente pero trata de usar estas soluciones al final no cuesta nada ya que se basan en el uso de ingredientes que puedes encontrar fácilmente en la cocina.

– La cebolla, puede ser utilizada ya sea cocida o cruda. En ambos casos ejerce sus propiedades antisépticas y calmantes. Es útil contra la inflamación, incluso en el caso de gingivitis.

– Masticar las hojas de perejil para remediar el dolor.

– Hacer una infusión con albahaca y usarla para hacer gárgaras.

– Aplastar las hojas de la col, envolverlas ligeramente con una gasa y colocarla en la parte dolorida, sobre todo si hay un absceso. De esta manera podemos reducir la hinchazón.

– Machacar ajo y aplicarlo ya que este actúa como un antibiótico natural y sirve para aliviar el dolor. Eso sí, no lo utilices con demasiada frecuencia y no lo dejes mucho tiempo en la boca porque «quema».

– En caso de absceso, se recomienda realizar un enjuague con una solución de agua, vinagre, sal y tintura de propóleo. Estos elementos actúan como antibacterianos naturales.

  Consejos, Enfermedades