El café: ¿Añadir o no la leche?

cafe con lecheExisten algunas combinaciones de alimentos a las que estamos muy habituados. Uno de los casos más extendidos es la mezcla del café con la leche. Pero… en el acervo popular se cree que añadir un poco de leche al café pueda disminuir las propiedades beneficiosas de ambas bebidas. ¿Tiene esta creencia un basamento científico o es un estereotipo a desechar?

Lo cierto es que más allá de las propiedades negativas del café asociadas a la cafeína, este líquido también posee numerosas propiedades beneficiosas para la salud, como su potencial antioxidante. Esta propiedad antioxidante radica fundamentalmente en el ácido 5-o-cafeoilquínico que evita que se produzcan los daños tisulares debido a la existencia de los radicales libres, al reducir su formación o eliminarlos una vez que se han originado.

De hecho, en un estudio publicado en la International Journal of Food Science and Nutrition, se comparó el café con las bebidas comúnmente consumidas en relación con su poder antioxidante, y éste solo fue aventajado por el té negro. (Si bien vale puntualizar que para consumir el café debemos poner en una balanza sus pros y sus contras, analizando cada caso en particular.)

En relación con la disminución de su poder antioxidante cuando se le añade leche, realmente no existe ninguna evidencia científica que avale esta idea. Los especialistas en nutrición afirman que la adición de leche al café no afecta su actividad antioxidante, a pesar de que la presencia de proteínas de la leche sí actúa como un inhibidor de la capacidad antioxidante de otras bebidas como el .

De hecho, estudios realizados por científicos franceses y suizos confirman esta idea. Cuando se le añade un 25% de leche al café, se produce una interacción química que tiende a disminuir durante la digestión gástrica e intestinal, un aspecto que sugiere que la adición de leche al café no tendrá ningún efecto significativo sobre el poder antioxidante de éste.

  Consejos, Salud y belleza

El café: ¿Añadir o no la leche?

cafe con lecheExisten algunas combinaciones de alimentos a las que estamos muy habituados. Uno de los casos más extendidos es la mezcla del café con la leche. Pero… en el acervo popular se cree que añadir un poco de leche al café pueda disminuir las propiedades beneficiosas de ambas bebidas. ¿Tiene esta creencia un basamento científico o es un estereotipo a desechar?

Lo cierto es que más allá de las propiedades negativas del café asociadas a la cafeína, este líquido también posee numerosas propiedades beneficiosas para la salud, como su potencial antioxidante. Esta propiedad antioxidante radica fundamentalmente en el ácido 5-o-cafeoilquínico que evita que se produzcan los daños tisulares debido a la existencia de los radicales libres, al reducir su formación o eliminarlos una vez que se han originado.

De hecho, en un estudio publicado en la International Journal of Food Science and Nutrition, se comparó el café con las bebidas comúnmente consumidas en relación con su poder antioxidante, y éste solo fue aventajado por el té negro. (Si bien vale puntualizar que para consumir el café debemos poner en una balanza sus pros y sus contras, analizando cada caso en particular.)

En relación con la disminución de su poder antioxidante cuando se le añade leche, realmente no existe ninguna evidencia científica que avale esta idea. Los especialistas en nutrición afirman que la adición de leche al café no afecta su actividad antioxidante, a pesar de que la presencia de proteínas de la leche sí actúa como un inhibidor de la capacidad antioxidante de otras bebidas como el .

De hecho, estudios realizados por científicos franceses y suizos confirman esta idea. Cuando se le añade un 25% de leche al café, se produce una interacción química que tiende a disminuir durante la digestión gástrica e intestinal, un aspecto que sugiere que la adición de leche al café no tendrá ningún efecto significativo sobre el poder antioxidante de éste.